1001



El Proceso 1001 fue uno de los grandes acontecimientos políticos, judiciales y periodísticos del tardofranquismo. Una serie de sindicalistas, entre ellos Marcelino Camacho y Nicolás Sartorius, fueron condenados a unas penas de cárcel muy exageradas por el mero hecho de pertenecer a CCOO.

Esta es mi Entrada 1001. La anterior, por tanto, fue la 1000. Recuerdo que cuando empecé esta humilde bitácora el objetivo era llegar a 100 entradas y luego cerrarla. Al final, estos textos se han convertido en una clave demasiado buena para entender mi vida y mi persona, como ya he dejado dicho en alguna ocasión.

No hay misterios. Esto es lo que hay.

He llegado a pensar que no quería escribir más aquí, que quería cerrar esta bitácora para siempre cuando llegara a 1000 entradas.

Es posible que el dígito 1001 tenga algo indefinible que lo emparenta con valores relacionados con la resistencia, con la fortaleza. Esos condenados por el Proceso 1001 tenían la convicción de que saldrían victoriosos.

Al final, en noviembre de 1975, les concedieron el indulto. Ganaron.

Yo también estoy buscando un indulto. Por eso lo expreso en mi Entrada 1001.

Más bien ansío la redención.

No, coño, estoy esperando un puto final feliz. Y pasar a la siguiente pantalla.

Comentarios