Hace 1 año



Exactamente hace un año, el 4 de noviembre de 2013, hacía sol. A esta hora de aquel día, yo estaba en la UCI de un hospital, acompañando a un enfermo desahuciado en sus últimas horas de vida.

Muchas cosas me han ocurrido en estos 12 meses.

Hoy, 4 de noviembre de 2014, ha llovido en Alpedrete, no ha hecho ni bueno ni malo. En estos momentos estoy tecleando este texto, a punto de ver un partido de fútbol por la tele.

En 2013 estaba resignado. Entendía lo que pasaba y lo que iba a pasar. No estaba triste ni asustado. Estaba confiado, a pesar de que no sabía lo que se me venía encima.

En 2014 estoy resignado. No entiendo lo que pasa ni lo que va a pasar. Estoy enfadado y, al mismo tiempo, viciosamente optimista. Tampoco sé lo que se me viene encima.

Supongo que esta entrada va de eso del paso del tiempo. Hay cambios, hay modificaciones y también hay certezas, falsas y de las otras. Una cosa es segura, siempre entro tarde en el compás de la/mi vida.

O sea, que no me entero de casi nada.




Comentarios

Entradas populares