Auténtico


No me agrada lo auténtico.

Esta palabra tiene demasiado a menudo un componente positivo. No logro entender el por qué.

Nada es mejor si es auténtico.

Hace muchos años me dí cuenta del gran problema la "ética" y el de su severa madrastra, la "moral". Son conceptos tan falibles como el ser humano. Ese es el problema de la ciencia, que lo resuelve cuestionándose a sí misma. Las llamadas humanidades no cuentan con ese factor de auto corrección. Es el reino del relativismo. Matar a un asesino de masas puede ser un acto ético. Dejar vivo a tu enemigo puede ser un acto ético. Y ambos casos pueden ser, también, éticamente reprobables. Depende del punto de vista y de la persona que juzgue los hechos. Nadie  piensa de sí mismo que es un miserable. Hitler creía que actuaba en nombre de la ética. Una ética propia que yo no comparto, aunque había un número significativo de personas que la compartían. Que la comparten.

Hitler era un tipo auténtico. Fiel a sus ideas. Sin dudas ni cuestionamientos de ningún tipo.

Es obvio que yo prefiero al que se desafía a sí mismo. Al que está dispuesto a traicionarse por una buena razón. El que no es ni pretende ser auténtico.

Las cosas son parecidas, no iguales, en el campo de la estética, la vecina guapa de la ética. Una obra humana es bella por una serie de razones, casi ninguna de ellas objetivable. De nuevo hay que buscar explicaciones plausibles atendiendo al contexto y a la persona que juzga/analiza. La Italiana de Mendelssohn es un emocionado canto a la vida. La Italiana de Mendelssohn es cursi hasta la náusea. Yo mismo soy capaz de defender ambas posturas.

Sin embargo, busco y rebusco y no encuentro ningún argumento relacionado con la autenticidad que me permita escribir lo que sea, bueno o malo, lo de arriba u otra cosa, de la Italiana de Mendelssohn.

La autenticidad es prepotente y condescendiente. Muchas veces es paternalista.

Me agrada la duda, lo impuro, lo falso, la imitación.... Y la italiana de Mendelssohn.


La Vida

Comentarios