Algunas cosas que no me gustan


No me gusta la ironía. Tiene demasiada buena prensa. Es cobarde porque es una excusa para no actuar.

No me gusta la indiferencia. Sirve para que nos hagan daño impunemente. Para que nos lo vuelvan a hacer.

No me gusta el lloriqueo. Me resta energía. No aprendo nada de él. Me causa dolor físico.

No me gusta la vanidad ajena. Es insultante e innecesaria.

No me gusta mi vanidad. Es el recordatorio de mi propia imperfección.

No me gusta pelearme. Lo hago muchas veces, demasiadas en los últimos tiempos. Aunque no me gusten las peleas, debo reconocer que son necesarias, incluso deseables, en determinadas ocasiones.

No me gustan las banderas.

Comentarios