Ahora



Viví en un mundo donde compartían oxígeno conmigo Frank Sinatra, Paco de Lucía, Luis Aragonés, Billy Wilder, Jack Lemmon, Lou Reed, Antonio Vega, Enrique Morente o mis padres. De hecho, la gran mayoría de estas personas vivían cuando empecé esta humilde bitácora 10 años ha.

Ahora no queda nadie de ellos.

Nos han dejado solos.

Solos.

Solo.

Ya no hay excusas. Mi generación tiene que tomar el mando. Tenemos que producir a los nuevos Sinatras. Este mundo que camina con paso firme hacia su autodestrucción tiene que merecer ser habitado hasta el final. He pensado mucho sobre esto y creo que, como dice Borges, "un instante cualquiera es más profundo y diverso que el mar". No es voluntarismo. Y no es voluntarismo porque yo lo diga sino porque no he podido encontrar nada mejor que agarrarse al momento, ya sea feliz o ya sea desgraciado.

No tengo excusas ya. Mi vida empieza ahora. Todo lo que me ha ocurrido me sirve para el ahora, ese ahora que estoy ocupando en escribir este texto y que es lo único que tengo y casi lo único que me importa. No me puedo permitir el lujo de pensar en el ayer. Es un dulce veneno la nostalgia. No soy capaz de pensar en lo que vendrá porque, por primera vez, en mi vida, no soy capaz de vislumbrarlo. Mejor dicho, siempre he conjeturado con el futuro y casi nunca he acertado. Ahora ni siquiera me sale intentarlo.

Ahora. Ahora. Ahora.

The Plimsouls
"Now"

Comentarios

Entradas populares