El nuevo paradigma

El avance de la tecnología ha sido muy cruel con mi generación. Los que fuimos adolescentes de en los 80 hemos llegado un poco tarde al mundo de los archivos mp3 y demás. Nos hemos ido adaptando mejor que nuestros padres al vídeo aunque esta nueva manera de consumir música no deja de ser rara para nosotros.

Hace unos días pasé unos minutos en el Vips de Velázquez. De pronto, me dí cuenta de una cosa que me ausustó mucho. Ya no venden música enlatada en esa tienda. Apenas hay DVD's, además.

Esta constatación ha sido la prueba física de algo que empezó a ocurrir hace una década. El concepto de álbum tal y como lo conocemos ha desaparecido. Eso ya lo sabíamos y escenas como la que viví en Vips son moneda de uso corriente. No tienen nada de particular, más allá del vértigo que causan en los que hemos conocido otra realidad.  Es hora de construir el nuevo paradigma.

Adiós a la actual estructura empresarial. Cada vez va a ser más habitual que los grupos y artistas graben por su cuenta, sin intervención del sello. En lugar de un un disco cada dos o tres años y consiguiente gira, la estratetegia mas común va a ser una gira interminable salpicada de lanzamientos de pocas canciones cada pocos meses. No será fundamental salir en la radio ni cerrar el telediario y menos aparecer en las páginas de cultura de los periódicos generalistas. La clave será llegar al público por medio de un número infinito de vías. Está claro que serán las redes sociales, los blogs, las webs de referencia, las propias páginas de los artistas, las que van a llevar la voz cantante.

El pasado mes de junio se celebró la primera edición del Dcode Festival en Madrid. Las dos grandes citas fueron los conciertos de My Chemical Romance y Kasabian. Dos grupos muy distintos entre sí que comparten el hecho de no ser especialmente bien vistos en los medios tradicionales. Y, sin embargo, ambos concitaron una enorme cantidad de público.

El cambio está servido. Toca adaptarse.

Bienvenidos 
al futuro


Entradas populares