Una victoria contra la nostalgia

De jovencito era muy nostálgico. Evocaba hechos de un pasado reciente. Recordaba con sentimiento sucedidos de cuando tenía 14 años al cumplir 16, por ejemplo. Incluso sentía nostalgia de cosas que no había vivido gracias a un sobredimensionada capacidad empática.

Sigo siendo muy nostálgico. No es inhabitual que pasee por mi antiguo barrio por el mero placer de hacerlo. Me gusta escuchar música viejuna, de cuando era un chaval. Tiendo a pensar que cualquier tiempo pasado fue mejor.

Todo esto le pasa a mucha gente. Más de la que piensas, amable lector, dado que es casi seguro que tu mismo estés en ese grupo.

Esta noche está tocando Pulp en Primavera Sound 2011. Se trata del primer bolo de grupo de Jarvis Cocker en esta muy publicitada gira de reunión. Es un acontecimiento superlativo dentro del indie. Entonces, ¿qué hago en el hotel?

¿No me gusta Pulp?
Pulp es una de mis bandas favoritas de todos los tiempos.

¿He querido hacerme el snob?
Juro que no.

¿Estaba siendo un mal concierto?
Por lo que pude ver era apoteósico.

¿Sentía un cansancio bestial?
Estoy agotado y con un tironcillo en la planta del pie derecho. Nada que no pueda soportar.

Sencillamente, he luchado contra la nostalgia y he vencido. Esta noche he aprendido que más allá de los 40, es un lujo que ya no nos podemos permitir.

Comentarios