110

Como regla general, estoy en contra del límite de velocidad. Me molesta porque es un ejercicio de cinismo. En la carretera el riesgo no está en la velocidad excesiva sino en la velocidad inadecuada. Una cosa tiene que ver con la otra aunque no sea lo mismo. La lógica dicta que recaudar pasta es el verdadero objetivo de prohibir que la aguja del velocímetro pase de determinado guarismo. Me basta poner un ejemplo: Alemania. Allí hay menos muertos por kilómetro que en España. En sus "Autobahns" hay muchos tramos donde puedes ir tan rápido como quieras. ¿Conducen mejor los alemanes que los españoles? Puede ser. La mayor diferencia es, no obstante, que las carreteras y los coches germanos son de una mayor calidad.

Cuando leí los detalles de la nueva iniciativa del gobierno pensé que era una idiotez ineficaz. No pensaba que bajar a 110 el límite de velocidad fuera a servir para que consumamos menos petróleo. La propaganda del gobierno ha tratado de convencerme de lo contrario, sin éxito.

Ahora, puede que sea idiota e ineficaz pero no es lo peor que se les podría haber ocurrido. Podrían seguir subiendo ad infinitum el precio de la gasolina. (De todas maneras, me temo que esto va a seguir ocurriendo). Podrían prohibir circular en días alternos a los coches en función de si el número de su matrícula es par o impar. O podrían imponer medidas que a personas racionales como nosotros ni se nos ocurren.

¿Por qué es idiota? Porque es la puntita y nada más. Ya que estás bájalo a 100. Y baja las velocidades máximas de autovías, travesías o carreteras nacionales. Si hay que joder, que se note ¿Por qué es ineficaz? Porque no entra en el verdadero problema. Hasta un niño recién destetado sabe que hay que reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles. Eso sí que corre prisa corregirlo ahora y no las pensiones.

Aparte de ser un mal menor, tengo que reconocer que bajar el límite de velocidad a 110 es una iniciativa que me parece sincera. Bajar el precio un 5% el transporte público probablemente suponga una merma en los ingresos del estado por ese concepto. Descartado está, pues, que haya un afán recaudatorio.

Es una medida idiota, ineficaz y sincera. En el fondo creo que no va a afectar a mucha gente. A mí, desde luego, no.

110, 110, 110,... ¡101! Hilado un poco de aquella manera, aquí un extracto del 101 de Depeche Mode.


Comentarios