Contra "The wire"

Iba a titular esta entrada "A favor de "dos hombres y medio". He decidido no hacerlo porque el odio es un sentimiento más productivo y más interesante que el amor. Para joder un poco, vamos.

El odio irracional es el que más satisfacciones da. Yo no he visto "The wire" y aún así me permito criticarla. Aquí entra en juego mi atávico desagrado hacia todo lo que sea unánime. Todo el mundo que ha visto esta serie se ha deshecho en elogios. Razón más que suficiente para que sospeche. ¿Le gusta a todo dios? ¿A gente con mal gusto? ¿A los de buen gusto? Suspuestamente, es una serie diseñada para las minorías. ¿Por qué-entonces- es amada por las mayorías?

Es un concepto que me desagrada. El producto comercial con coartada independiente. En la música el mejor ejemplo es Radiohead. Puede que "The wire" participe de esa simulación culposa de independencia creativa que es la mayor virtud de la banda de Oxford. Desde fuera, esa pinta tiene. No creo que me pare a comprobar si mis conjeturas están más o menos atinadas.

En cambio, sí me gusta un concepto casi idéntico al descrito en el anterior párrafo. El producto minoritario con ambición de ser mayoritario. Parece lo mismo, parece que sólo he cambiado el orden de los factores. La diferencia está en el origen. Si un producto nace sin hacer concesiones de ningún tipo ya es independiente, minoritario. Si hay concesiones, es una operación comercial en toda regla. Y si esa operación comercial le da un barniz de prestigi, tenemos completado el tocomocho.

Me declaro en contra de las series cool americanas que se emiten en canales de cable. Perdón, esas series son, algunas veces, cojonudas. Mi censura va dirigida a los idiotas que dicen que:

"En las series del HBO hay mejor Cine que en el cine".
"The wire" es una serie que me fascina porque se atreve a traspasar límites".
"The wire" es un desafío al espectador".

A mí lo que gusta es "Dos hombres y medio".

Comentarios

Luis ha dicho que…
Yo no la he visto ni entra en mis planes, pero la afirmación de que "algunas series son mejor cine que el cine" se está extendiendo demasiado y también me parece una sonora gilipollez. Parece que ahora ver cine es secundario, y aunque haya series buenas de todo tipo al final, por mucho que puedan gustarnos, no dejan de ser espacios de, en general, entre 20 o 45 minutos para rellenar contenidos TELEVISIVOS.

El mérito está en conseguir contar una buena historia no entre los 400 o 900 minutos que pueda durar una temporada completa de cualquier serie (más o menos a ojo y sin contar sucesivas continuaciones). Lo que tampoco significa que sea malo hacerlo.

Pero crear una historia, desarrollar unos personajes y conseguir que eso te llegue en un espacio de tiempo muchísimo menor... Señores, eso es CINE.

Y lo siento, pero aunque evidentemente están conectados una cosa no tiene que ver con la otra.
Tiago Cotes ha dicho que…
Mira que normalmente atinas de pleno con tus reflexiones estas a salto de mata, pero esta vez, CAGADA. The Wire es canela en rama, la puta serie. Espero que superes tus prejuicios y le des un visionado. Estoy seguro de que caerás del caballo y te convertirás en apóstol del ministerio de Baltimore. Las ligerezas estas que insinúas de que series para minorías no pueden llegar a las mayorías, estoy seguro de que no te las crees ni tú. No se trata de eso, se trata de un producto de calidad, y las cosas de calidad, amigo, históricamente, hayan sido concebidas para una minoría o para una mayoría, qué más da, perseveran en el tiempo. Y acaban siendo populares. Sin mediar lógicas radiogederas. Como lo hará esta serie, Los Soprano (la madre de todas las series), Mad Men (el producto televisivo más exquisito concebido nunca) y alguna otra como A dos metros bajo tierra. Y las mierdas, sean series (Lost, mismamente), o películas (90% de las películas que han pasado por el cine este año), se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia.

En cuanto a Luis, no encuentro nada idiota en decir que "algunas series son mejor cine que el cine". Acabo de ver el primer episodio de Boardwalk Empire, dirigido por Scorsese, con un Steve Buscemi espectacular, escrita por Terence Winter (uno de los responsables de Los Soprano). Si me dice que esto no está conectado para nada con el cine... pues como que a lo mejor los de las idioteces son otros. Obviamente el cine es cine, y una serie es una serie, imagino que nadie habrá querido nunca discutirle esto, que es cosa de perogrullo. Todo esto no quita que las posibilidades narrativas de una serie sean bárbaras en comparación con los de una película. Y que día a día salgan series que van mucho más allá de rellenar esos minutos a los que se refiere. Y venga, una idiotez, como dice aquí el Vencido, por joder un poco más que nada, enrocarse en que el cine tenga que circunscribirse a un minutaje para describir unos personajes y una historia es de la misma simpleza anacrónica que hubiera hecho a algún lumbreras recomendar a Proust escribir un cuento que se pudiera leer en dos tardes en vez de En Busca del Tiempo Perdido.
Luis ha dicho que…
Tiago, he de reconocerte que mi exabrupto fue de una argumentación demasiado simple pero mi base sigue siendo la misma. Creo que, como bien dices, habrá y hay ejemplos que merezcan esa sentencia, pero me parece tan general y con tanta apariencia de "verdad absoluta" por parte de la gente a la que hasta ahora he oído decirlo, sobre todo porque ponían a ese nivel a cosas que luego han sido bluffs, como Lost, que me parece exagerada y con un margen de matices muy amplio. Y Boardwalk Empire también la miraré con interés.

Evidentemente hay cuestiones de calidad tanto en el cine de sala como en las series. Pero el porcentaje de series y películas que pasarán sin ser recordadas tampoco creo que esté tan alejado.

Acepto también lo del enrrocamiento, lo comentaba porque valoro más el trabajo realizado para un film (es una cuestión personal). Pero, evidentemente, reducirlo todo a unos minutos supondría dejar fuera, por ejemplo, a los cortometrajes. Y, puestos con la literatura, yo también prefiero El Quijote a una de las Novelas Ejemplares.
Tiago Cotes ha dicho que…
si al final estamos todos en lo mismo. lo que vale vale, y lo que no, pues como que no. por mucha serie o película que sea.

Entradas populares