Ruido organizado o por organizar=Música



El que no se quede pegado al youtubazo de arriba que deje de leer ahora mismo.
Si no te emocionas con el primer movimiento de la Italiana de Mendelssohn (el youtubazo con el que arranca esta entrada), o con el segundo movimiento de la novena de Beethoven ("Lo de don Luis es la hostia, eso de ser sordo y clavarse la novena no lo ha hecho mucha gente"), o con el Clave Bien Temperado de Bach, o con la Suite Iberia de Albéniz, o con Kind of Blue de Miles Davis, o con Adiós Nonino de Piazzolla, o con Omega de Morente y Lagartija Nick, o con Pet Sounds de los Beach Boys, o con Forever Changes de Love, o con Blue Dress de Depeche Mode, o con el inmigrante que toca en el metro Heal the World de Michael Jackson, o con tantas y tantas cosas más..., si no aprecias la música eres un ser infrahumano.

A ver si no enteramos: NO HAY NADA MÁS GRANDE EN ESTE MUNDO QUE SER MÚSICO. Aunque seas malo.

Otro ejemplo. Allá va.



Brutal. Aquí, la misma canción y el mismo intérprete, pero con subtítulos y con el primer plano más sobrecogedor de la historia de la humanidad.

Si mañana dejaran de producirse películas, de escribirse novelas, de pintar cuadros, de modelar esculturas, de dibujar edificios, me daría lo mismo. Bueno, me jodería mucho, pero seguiría viviendo. En cambio, si mañana dejara de haber música, mi vida no tendría sentido. ¿Qué vida tendría sentido? Lo dijo Niezstche: "La vida, sin música, sería un error".

Más ejemplos. Don Louis, su turno.



¿Hay algo más perfecto que la intro de trompeta de Satchmo en "La vie en Rose"? ¿Hay algo más científico, más matemático?

Hace unas semanas asistí a una comida con personalidades de la cultura en España que se lamentaban del paletismo de nuestros compatriotas. Ellos no usaron, en ningún momento, la palabra paletismo, ni nada remotamente parecido, aunque el sentido no podía ser otro. Ya a los postres, tras tres horas de charla inteligente, a mi se me ocurrió encender la mecha. Dije algo así: "He escuchado planteamientos muy razonables. Hasta quí todo bien. Lo que no he escuchado es una palabra. Y esa palabra es: "música". Han hablado de teatros que se cierran, de ayudas al cine, hasta de los dibujantes de tebeos... y no han hablado de música. Ni la culta ni la popular".

¿Sabéis que me contestaron?
Lo siguiente:

"Hombre, la música está mal, pero la danza contemporánea..."

Me tuve que morder la lengua. ¿Es comparable la danza contemporánea con la música, con toda la música de la historia?

Tomemos aire con la ayuda de la Piquer.



Por lo tanto, hay que ser gilipollas, perdón, GILIPOLLAS para escribir, como he leído en un tweet hace unas horas:


Por qué nos venden la #leySinde como manera de proteger nuestra cultura cuando la mayoría de cine y música no la queremos ni regalá?
(sic)

¿La mayoría del cine? Creo que no, creo que la mayoría del cine no merece ser valorada tan poco. ¿La mayoría de la música? Si crees eso es que, sencillamente, no tienes ni puta idea ni de música, ni de la vida, ni de nada de nada. Y sí, eres un GILIPOLLAS.

Comentarios

Luis ha dicho que…
Amén.