¿Qué se puede esperar?

Existe, aquí y ahora, en este país en el que vivo, España, un sentimiento de desarraigo bastante pronunciado. Es de distintos tipos. Por un lado, la periferia no se siente "cómoda" en este estado nación. Y, también, hay una parte de los ciudadanos que tampoco se sienten "cómodos" por culpa del gobierno. En resumen, es muy habitual, en el momento presente, hablar mal de España.

No voy a ser una excepción. Yo también lo haré, con alguna diferencia, eso sí. Eso de usar la versión propia de la historia como arma arrojadiza no va conmigo. Tampoco voy a hablar de política.

El tema de esta entrada es Miguel de Cervantes.


Este señor fue un héroe de acción que revolucionó para siempre la literatura creando el concepto de novela tal y como lo entendemos hoy, casi 500 años después de su muerte. Ojo, he dicho que fue un héroe de acción. O sea, es como si Jean Claude Van Damme se llevara el Nobel de Literatura. Como si Borges hubiera sido, además del autor de "El Aleph", el matón más peligroso de los arrabales de Buenos Aires en la encrucijada de los siglos XIX y XX.

Fue soldado. No sólo combatió en Lepanto, sino que siguió bajo el mando de Ponce de Léon unos cuantos años más. Fue cortesano en Italia, preso en Argel, de donde intentó escapar cuatro veces, estuvo dos veces en la cárcel, fue recaudador de impuestos, sufrió fracasos matrimoniales y, cuando al fin tuvo éxito, con la primera parte de El Quijote, un indeseable se inventó una continuación apócrifa de su más famosa creación. Eso fue el extraño caso del Quijote de Avellaneda, detrás del cual se cree que estuvo, directa o indirectamente, Lope de Vega.

Aquí quería llegar.

A Lope.




Se va a estrenar, esta misma semana, un película sobre Lope de Vega, el renovador del teatro español. Por lo que he podido saber se centra en la juventud del personaje y, sobre todo, en sus líos de alcoba. Puede ser un buen material, por lo menos no habrá que fabular porque está más o menos documentado que el llamado Fénix de los Ingenios era, en sus años mozos, lo que conocemos como... un... "picha brava".

Con Shakespeare sí que hubo que inventarse cosas y, aún así, la película tuvo cierto éxito.



Siempre pensé que faltaba una buena película épica alrdedor de la figura de Cervantes. (En realidad, creo que al cine español le falta épica: ¿Por qué no una película sobre la Batalla del Ebro?). Cuando vi en el cine que iban a estenar una sobre Lope me indigné. No me pareció del todo mal hacerle una suerte de biopic a Lope, lo que me dolió es que sigue sin haber nada sobre Cervantes. Luego me informé y resulta que sí hay dos películas, como mínimo.

"Miguel y William" y "Cervantes".

La primera es reciente, relaciona a Cervantes con Shakespeare y es una ficción sobre la disputa, ficticia, que ambos mantuvieron por una mujer. Está basada en la errónea creencia de que estos dos grandes de las letras murieron el mismo día. La base de esta confusión es que Inglaterra aún se regía por el calndario juliano y en España ya se había adoptado el gregoriano.

La segunda tiene más de 40 años y es una coproducción hispanoitalianofrancesa. El protagonista es Horst Buchholz, inolvidable por su papel en la inmortal "Uno, dos, tres". Se centra el juventud de don Miguel, repleta de acción y drama.

No he visto ninguna de las dos. La experiencia, el olfato, me advierte de que es posible que no sean lo que estoy esperando. Quizá "Cervantes" pudiera ser una opción razonable, aunque su escasa relevancia me hace sospechar.

A pesar de todo, sigo pensando:

¿Qué se puede esperar de un país que hace antes un biopic sobre Lope que sobre Cervantes?
Y, encima, tenía que ser Lope...

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
De acuerdo en muchas cosas pero disiento en ese cierto menosprecio comparativo hacia la figura de Lope. He tenido la inmensa fortuna de investigarle muy mucho para el Making Of de "La Viuda Valenciana" (aún por estrenar en TVE) y debo decirte que para mí no son equiparables ambas figuras: es como plantearte si es mejor el bacon o el chorizo. Cervantes y Lope, cada uno en su vida y contexto histórico, fueron la puta bomba. Me declaro una rendida admiradora del que es sin duda uno de los escritores más audaces, visionarios y "feministas" que ha dado la literatura española, ese gran Relaciones Públicas,autentico inventor de las audiencias. Hazme caso, investígale bien y te enamorarás porque era un crack. Flipo gratamente, de hecho, con que le dediquen una peli, aunque creo que no iré a verla porque el cine español apesta. Y esto último también es un prejuicio ;)

Evita-me (con Sari? sábado?)

Entradas populares