Cosas que he aprendido en los últimos días

1. El fútbol (y el mundial específicamente) sirve para liberar los instintos menos presentables. En las dos últimas jornadas he visto cómo se celebraban goles contra algo o alguien, con una agresividad grosera y un poco cómica. Sé que no es culpa del fútbol, es culpa del concepto absurdamente ubercompetitivo de nuestra sociedad.


2. Existe la música mala. No estoy diciendo que sobre gustos no hay nada escrito y que cada uno tiene sus querencias. Existen canciones que son objetivamente deficientes. No son muchas, la verdad, pero, si tienes mala suerte, puedes escucharlas casi todas cualquier noche de estas.

Esto es una mierda,
desde un punto de vista objetivo.

3. Me lo dijeron anoche y es verdad. De tan simple que es, a veces, no lo entendemos muy bien. Nos parece que es una solución demasiado incompleta, que no basta para construir tu vida con eso. "¿Qué sentido tiene esto de vivir si no te echas unas risas en el camino?"

4. No hay nada como un concierto de Kiss ("You wanted the best. You got it the best. The hottest men on Earth. Kiss!!!!!").

Comentarios