Pachanga en Arganda=Rock in Rio

Es una regla casi infalible. Cuando las personas se enteran de que eres periodista musical, en algún momento, tarde o temprano, te preguntan por una canción que les gusta mucho pero de la que no recuerdan el nombre. Te suelen dar datos ambigüos del tipo de "el cantante es negro" o "es así, marchosilla". Incluso te la tararean o te dicen que es "muy conocida, seguro que sabes cuál es". Lo normal era que la respuesta fuera algo como "Corazón partío" de Alejandro Sanz o "Yesterday" de los Beatles. Hasta hace poco esta situación me incomodaba enormemente. No entendía por qué se suponía que sólo yo tenía la respuesta a una pregunta que sabía casi todo el mundo.

Todo esto es mucho menos habitual que el que un tío, siempre son tíos, te diga que tiene un grupo y te pase una maqueta.

De todas maneras, ya no me enfada que me pregunten estas cosas. Ahora lo veo como si me hicieran un piropo porque parecen que buscan en mí una voz autorizada. No es tan habitual que le sean reconocidos sus méritos a un humilde periodista musical, así que, de un tiempo a esta parte, disfruto más con este tipo de anécdotas.

Por eso, cuando la gente me pedía entradas para el Rock in Rio, yo les sonreía amablemente y les decía que no lo iba a cubrir. No me paraba a explicarles que el objeto de mi trabajo no es Miley Cirus, ni Shakira, que eso es territorio comercial, algo a lo que no me dedico desde hace 2 años.

¿Sabéis lo irónico de todo esto? Que he estado a centímetros de tener que trabajar en Rock in Rio. Así que, otra lección aprendida. Nunca sabes a dónde te va a llevar la vida.

The Hold Steady,
uno de los atractivos de
Azkena 2010,
un festival al que 
iré.

Comentarios