martes, 25 de mayo de 2010

Machismo

Hace unos días en Veo 7 ví una entrevista de Carlos Dávila a Pedro Ruiz. La cosa se puso tan delirante que tuve que cambiar de canal. (¿Quién coño me mandaba a mí sintonizar Veo 7? Si es lo que tengo merecido). Decía cosas como que la mujer tenía más memoria que el hombre y que esperaba al peor momento para recordarnos nuestros errores. Eso es machismo de rebajas, del tipo de "todas las mujeres son iguales". Fue Carlos Dávila el que dijo esa memez. El otro, Pedro Ruiz, tenía cierto talento como humorista aunque hoy sea un "contador de batallitas". El consejo que les dio a los chicos jóvenes heterosexuales es que, cuando su pareja se meta, sutilmente, con su vestimenta, es que ya están dominados. (¿Qué culpa tiene nadie de que Pedro Ruiz vista como el orto?)

Ojo, yo no me la cojo con papel de fumar. En una sitcom el diálogo que presencié podría haberme hecho reir. El problema es que estos dos sujetos decían esas cosas en serio, con cierta solemnidad y todo.


Es un machismo que se disfraza de seda, pero como la mona, sigue siendo machismo. Y es otra cosa, es una visión simplista de la vida, infestada de pre-juicios. Cuanto más tiempo pasa, más ganas tengo de dictar sentencias inapelables. Si no puedo evitarlo por lo menos espero dar mis opiniones después de haber escuchado al ministerio fiscal y al abogado defensor.

CD y PR dicen esas tonterías porque, seguramente, a ellos les han tratado así y creen que es igual para todos. Es un análisis digno de un fanzine escrito por quinceañeros en lugar de una conversación entre dos veteranos profesionales.

Como se decía antes, ¡qué país!

jueves, 20 de mayo de 2010

Mi voz, mi mirada

Ha sido una obsesión para mí durante muchos años. Desde que tengo uso de razón he buscado con ahínco diferenciarme de los demás. Recuerdo mis paseos en soledad por mi barrio pensando y repensando cómo encontrar mi propia voz. Esa costumbre la he abandonado hace unos años, aunque sigo empeñado en la misma misión.

Imagino que la búsqueda de una mirada propia es eterna y no termina nunca. Sin embargo, a mis 40 años, pienso que ya puedo decir que algo he conseguido en ese terreno. Si hago balance de lo logrado, no tengo más remedio que sentirme razonablemente satisfecho.

Vale, sí, todo muy bonito...

Aunque, ¿para qué sirve tener una voz propia si no la escucha nadie?

domingo, 9 de mayo de 2010

Música de anuncios

Ayer en el Blue, tomándome unas copas, llegué a varias conclusiones. No las busqué, tampoco las necesito, pero allí aparecieron. Voy a consignarlas aquí para que no se me olviden.

1. El soul es un género hortera. Los éxitos de la Motown han servido, especialmente en la encrucijada de los 80 y los 90, para hacer anuncios. Luego vino Moby y los creativos publicitarios tiraron sus discos de soul a la basura.
2. Entre James Brown y Otis Redding, me quedo con Otis Redding.
3. Dos horas después, pensé que entre James Brown y Otis Redding, me quedo con Otis Redding y con Marvin Gaye.
4. Prefiero la copla al soul, el tango al soul, la rumba al soul.
5. Dos horas después, pensé que prefiero el hip hop old school al soul.
6. En algún momento, me acordé de que no me emocioné nada con el concierto de el cantante de neo soul, Eli "Paperboy" Reed.
7. Cuando escucho un par de temas soul, me invade la necesidad irrefrenable de ponerme un tema cualesquiera fechado en los 80.
8. Dos horas después, pensé que "Maneras de vivir" también me vale como antídoto a la sobredosis de azúcar de dos temas de soul seguidos.

"No pieses que estoy muy triste..." (¿Alguna vez se ha usado "Maneras de vivir" en un anuncio?)

sábado, 8 de mayo de 2010

Por la manchega llanura...


Me gusta La Mancha. Me gusta ese paisaje plano, sin estridencias. Me gustan los manchegos. No hay ninguna ostentación en ellos. Por eso disfruté la semana pasada de mi estancia en Villarrobledo, provincia de Albacete.


Estoy leyéndome "En defensa de la intolerancia", de Slavoj Zizek. Contiene una tesis interesante que todavía estoy tratando de comprender en su totalidad. Se trata de un ataque al multiculturalismo pero desde una perspectiva de izquierdas. Zizek afirma que esa posición, el multiculturalismo, es falsa y suele tener un contenido contrario al enunciado. Es decir, la tolerancia es un disfraz para la intolerancia. Y no sólo eso, es un instrumento para mantener el statu quo, para preservar las diferencias, para posibilitar que exista el turismo tal y como lo entendemos en nuestro tiempo.

 Zizek parte de la base de que existe una posición, que él denomina universalista, que está vacía de contenidos autóctonos y que es casi la misma en Tokyo, Nueva York, Buenos Aires o Madrid. Desde esa posición, la tolerancia para con otras culturas es una invitación a unirse a esa cáscara vacía que es el falso cosmopolitismo.

Por lo tanto, es más razonable disfrutar de un "atascaburras", mientras se da cuenta de un vino humilde y correcto como el Estola que irte a un Burger King en el DF.  De esa manera, podremos advertir el discreto encanto de una tarde de domingo en un pueblo manchego con "Vencidos" (reproducido al final de esta entrada) en la cabeza.



Rachel Unthank, la cantante de The Unthanks, un grupo de folk inglés, visitó Etiopía recientemente. Allí cantó con mujeres de la tribu Gamo. Hicieron canciones tradicionales inglesas y canciones tradicionales de Gamo. Esa es la manera de respetar culturas ajenas. Todo parte de honrar la tuya.



 VENCIDOS

Por la manchega llanura
se vuelve a ver la figura
de Don Quijote pasar. 


Y ahora ociosa y abollada va en el rucio la armadura,
y va ocioso el caballero, sin peto y sin espaldar,
va cargado de amargura,
que allá encontró sepultura
su amoroso batallar. 

Va cargado de amargura,
que allá «quedó su ventura»
en la playa de Barcino, frente al mar.


Por la manchega llanura
se vuelve a ver la figura
de Don Quijote pasar.
Va cargado de amargura,
va, vencido, el caballero de retorno a su lugar.

¡Cuántas veces, Don Quijote, por esa misma llanura,
en horas de desaliento así te miro pasar!
¡Y cuántas veces te grito: Hazme un sitio en tu montura
y llévame a tu lugar;
hazme un sitio en tu montura,
caballero derrotado, hazme un sitio en tu montura
que yo también voy cargado
de amargura
y no puedo batallar!


Ponme a la grupa contigo,
caballero del honor,
ponme a la grupa contigo,
y llévame a ser contigo
pastor.


Por la manchega llanura
se vuelve a ver la figura
de Don Quijote pasar...


                   
                  León Felipe