Novedades acerca de esta humilde bitácora

Llevo una media ridícula de entradas desde hace más de un año. Si los datos no me fallan el último mes en el que escribí, como mínimo, 10 posts fue en diciembre de 2008. Y esto no puede quedar así. Llevo con Menosprecio... desde julio de 2004 y no quiero dejarlo morir de inanición. Sólo conozco a una persona, Djflow, que tiene un blog más antiguo y creo que me gana por algo más de un mes.

Por todo ello, el primer objetivo que me voy a poner es llegar a 10 entradas en este mes de marzo de 2010. No debería ser muy difícil, con este post ya llevaré 5 y quedan 10 días, más o menos. Voy a tomar otra medida para facilitarme el trabajo. Voy a dejar en suspenso Pie a Tabla, mi blog de F1. Quizá algún día lo retome, o quizá no. En este periodo de mi vida tener dos blogs es una locura. Muchas veces uno anula al otro porque se me ocurre algo para, pongamos por caso, Menosprecio... y "me toca" escribir en Pie a Tabla. Lo que suele pasar en este caso es que no escribo en ningunos de los dos. Eso se acabó. A partir de ahora todos mis esfuerzos blogísticos los dedicaré a Menosprecio...

Ya han vuelto las fotos al blog y puede que haya más cambios en el futuro. Estoy considerando muy seriamente la posibilidad de quitar los comentarios. A pesar de lo que muchos de mis amigos me han manifestado privadamente, yo nunca quise recibir ningún tipo de eco. Cuando empecé tenía la sensación, totalmente correcta, de que no me leía nadie. Fueron, para mí, los mejores momentos del blog. "¿Para qué publicas?", me preguntan cuando digo esto. Mi contestación es sencilla. "Para tener algo guardado en alguna parte". TODOS mis textos los he terminado perdiendo, menos los del blog, así que ahí está la respuesta.

Puede que haya otro motivo sobre el que no había reflexionado hasta hoy. Es muy posible que busque una simulación de que hay alguien ahí, al otro lado, leyendo en silencio y sin demasiado interés. Cuando uno escribe, aunque sea una humilde bitácora, necesita abrir las ventanas y que sus palabras salgan al exterior, aunque nadie las cace. De lo contario estaríamos ante una masturbación más o menos sofisticada y para eso no uso el teclado del ordenador, sino el viejo Playboy que me compré en agosto del 86 a los 16 años.

Comentarios

Daphne ha dicho que…
Un día estaba buscando alguna edición moderna del Menosprecio de fray Antonio de Guevara y me topé con tu blog. Me leí un montón de entradas, no todas, y hasta he puesto algunos ejemplos a mis alumnos con tu prosa. Me gusta el blog, aunque a veces no tengo ni idea de la música de la que hablas. A veces por desmemoriada, porque, por ejemplo, un alumno se dedicó a regalarme CDs de Vampire Weekend, Animal Collective, The Kinks, El Guincho o Belle & Sebastian, pero mi cabeza es muy pop para esta música. Desde hace un tiempo prometiste una publicación muy puntual, pero de repente se te fue el hilo...