La propiedad intelectual

El motivo por el que la industria del videoclip en España no ha prosperado es muy sencillo. Las televisiones generalistas no emiten clips porque es muy caro. Las especializadas deben de invertir la mitad de su presupuesto, o más, en poder programarlos.

Los videoclips en España son como los cortos, salvo honrosas excepciones ahí no cobra nadie. Lorbada, el director de Sol Música, me dijo el otro día. “A mí no me importa pagar un pastón- comentó Javier-pero habría que hacer como en Francia, que el dinero vaya a robustecer una industria del videoclip, hoy inexistente, y así salimos ganando todos”. En lugar de eso, esa pasta va para el músico que ha hecho la canción, y no para el realizador o el cámara o el estilista o el peluquero... Al parecer, un mindundi cualquiera cobraba 2000 pavos si emitían dos meses su videoclip en 40 Latino. El presupuesto medio de un videoclip ronda los 6000 euros. No hay más preguntas, señoría.

Por supuesto que AGEDI o la SGAE tienen que cobrar por derechos de autor. El problema es la cantidad que cobran, a quién se la cobran y dónde va a ir a parar lo recaudado. No puede ser mucha la cantidad exigida por este concepto porque al final consigues un efecto indeseado, como en el caso paradigmático del videoclip en España. Tiene que ser una cifra razonable, que tenga en cuenta la magnitud del negocio de la empresa a quien se le cobren los derechos.

También es importante cobrarle a quien de verdad se lucra. No es serio pasarle la factura a una peluquería por pinchar música. Tampoco a una radio libre. Por distintas razones ni una peluquería ni una radio libre ganan dinero poniendo música. Es importante tener aquí un criterio restrictivo y sagaz. En una boda habría que cobrarle al DJ, en base a su facturación, los derechos de autor. Nunca a los novios que ya le pagan sus servicios y el equipo para pinchar.

Si se aplicaran los sencillos criterios que expongo arriba no habría alarma social, seguro. Y, hasta es posible, que aumentara la recaudación por este concepto. Habría más gente dispuesta a pagar, es de cajón. Queda una cuestión importante, el destino del dinero que llega a las sociedades de gestión de derechos de autor. No me parece que hoy los socios de la SGAE tengan muy claro qué se hace con su pasta. Sé de algunos que se conforman con un plato de lentejas, algo muy humano, demasiado humano. Yo no estoy en condiciones de saber más que los propios interesados. Sólo puedo apuntar que esos cientos de miles de euros tendrían que ir a los autores de dos maneras. De una directa, por supuesto, y de otra indirecta, apoyando iniciativas, como la creación de un módulo de realización de videoclips gratuito para sus socios, que redunden en un beneficio para el tejido cuasi industrial de la cultura. No creo que se esté haciendo de esta manera, quizá algún socio de la SGAE me pueda ilustrar.



PS: Por cierto, ha vuelto Pie a Tabla.

Comentarios

Kankoat ha dicho que…
Joder, qué capacidad de rastreo. Venga Teddy, tómate la pastilla que te va a dar algo.
Kankoat ha dicho que…
Espera a ver...

Ya está. Yo creo que te lo han borrado por las faltas de ortografía.
John Constantine ha dicho que…
Bueno, la verdad es que Anónimo ha dejado bien claro el problema que tienen los defensores de determinadas formas del derecho de autor en España. Precisamente eso: las formas. Porque en el fondo nadie, salvo gente muy jeta, está en contrar de remunerar a los autores por su trabajo y por copia. Otra cosa es que los autores encarguen a personajes salidos de una novela pulp que defiendan sus derechos.

Yo creo que es de cajón que si alguien te viene con chulería y comportamientos mafiosos a reclamarte algo, por mucho derecho que tenga, se la vas a guardar. Es humano. Y a la mínima que se dé la vuelta vas a tratar de putearle.

De todos modos, es curioso que las iniciativas pergreñadas por SGAE y esbirros, digoooooo compañia, se dirijan casi siempre al usuario final y pocas veces a las grandes multinacionales con intereses en el ramo de la copia de contenidos o difusión de los mismos: ISP's, Sony, Samsung...

Y si alguien cree que es normal exigir 9 euros a un colegio por representar una obra de Lorca o llegar al extremo de introducir detectives -perdón, Sr Marlowe, por enmierdar el nombre de su profesión- en una boda para cobrar el canon, es que esa persona es autista o imbécil. Que suena un poco fuerte, tal vez, pero parece que es el lenguaje que algunos "empresarios de ocio que negocian con los derechos de autor" utilizan y comprenden mejor.
Vencido ha dicho que…
Si, he borrado el comentario del Anónimo por las faltas de ortografía.. y por los insultos. Procedo a borrarlo de nuevo pero es bienvenido si quiere comentar de nuevo y explica lo de la Comunicación Pública de una manera que yo, licenciado en derecho, pueda entenderlo.
Vencido ha dicho que…
Sin insultos y, si puede ser, sin faltas de ortografía, claro.
Vencido ha dicho que…
Bueno, he tenido que borrar otra vez los comentarios del Anónimo. Hay que reconocer que insultar, insultar muy bien. Felicidades.
Kankoat ha dicho que…
Bah, dejadlo. Este es el típico que no escucha, que no entiende lo que oye, que no entiende lo que lee, que no tiene ninguna intención ni de escuchar ni de entender, probablemente porque no puede, y que para rebatir lo que no ha entendido, insulta sin ingenio.

Aunque como personalidad, la verdad, es muy divertido. Seguiré entrando cada poco tiempo para ver si pone más comentarios y los pillo antes de que se los borren.
Pink Freud ha dicho que…
¿Me perdí algo?

Entradas populares