El mundo se ha vuelto loco loco loco

En la segunda mitad de los 90 fui un asiduo lector de Le Monde Diplomatique. En este siglo he seguido comprando números y he coqueteado con la idea de hacerme suscriptor. Deseché esa posibilidad en su momento porque siempre había muchos artículos sobre los que no tenía ni puta idea, artículos sobre le guerra civil en Zaire, por ejemplo.

Durante muchos años la izquierda afín a ese periódico estuvo reivindicando la Tasa Tobin, una especie de impuesto mundial a las transacciones internacionales. Esta propuesta era tildada de locura en todos los rincones del primer mundo capitalista y bienpensante.

Con esta crisis incierta y enigmática, de la que no se conoció el principio y de la que no se conocerá el final, hay quien, fuera de la izquierda antiglobalización, reivindica algo muy parecido a la Tasa Tobin.

O la cosa es muy grave o el mundo se ha vuelto loco o Sarkozy ha visto por fin la luz. ¿Y si Estados Unidos apoya esta iniciativa? A lo mejor, hasta podemos combatir la extrema pobreza o los efectos devastadores del cambio climático.

Por empezar el año con optimismo, digo.

Comentarios

Pink Freud ha dicho que…
¡Aplausos sinceros!
Anónimo ha dicho que…
JAJAJAJA... perdón!

Entradas populares