Los Intocables de la prensa musical

Cada día que pasa estoy más persuadido de que mi profesión es de lo más desagradecida. Hacia el 2000 empecé a darme cuenta de que no quería ser como los grandes nombres de la prensa musical española. Ya iba conociendo bien a algunos de ellos y me daban pena. Eran personas cercanas al medio siglo de existencia que no sabían hacer otra cosa que ser periodistas musicales y que, curiosamente, estaban algo desconectados de la realidad del pop rock internacional. Basaban todo su trabajo en las relaciones personales, con los mandamás de la industria y con los propios artistas. No habían crecido como profesionales desde sus inicios y adoptaban un tono fanzinero que variaba entre lo chusco y lo pretendidamente intelectual. Todos, con alguna honrosa excepción, tienen un ego desmesurado que les sirve para protegerse de ese temor constante que tienen a ser descubiertos, a que el público les desenmascare. De ahí el miedo que tienen a los profesionales de mi generación, porque saben que sabemos más que ellos, que somos más versátiles y que no tenemos veleidades de estrella. Lo único que nos falla es que no hemos sabido jugar en el campo de las relaciones personales como supieron hacer ellos. Nos ha costado una década poder estar a su altura en lo que se refiere a músicos, sellos y managers (ahora que sirve para poco, por cierto). Sin embargo, los directivos de los medios de comunicación creen que estamos varios escalones por debajo de los Intocables de la prensa musical. Creen, atención porque esto es acojonante, creen que "estamos empezando". Luego, cuando se dan la hostia con uno de esos Intocables, suponen que en la prensa musical no hay periodistas.

Hace menos de un mes me encontré con un propietario de un inquieto sello indie en mi lugar de trabajo. Este chico es de mi generación  y me dijo, en un aparte, que estaba sorprendido de que, en ese momento y a nuestro alrdedor, hubiera "gente de nuestra edad". Yo llevo en esto desde el 93 y, por fin, empiezo a ser visible. No parece muy justo.

Comentarios