De reclinatorio (VII), "Buscando a Eric" y "Celda 211"

Son las dos últimas películas que he visto. Me han gustado ambas, aunque son completamente distintas. Una, "Buscando a Eric", es una comedia amable y la otra, "Celda 211", es un drama carcelario sin entrañas y bañado en sangre. Sin embargo, en las dos se sublima un concepto por encima de todos los demás. Sí, hay historias de amor en ambas, hay crítica social en ambas. Y sí, las dos hablan, fundamentalmente, de amistad.

Tanto en "Celda 211" como en "Buscando a Eric", la amistad no está descrita en términos realistas. Hay escenas increíbles, de no creérselas, en "Buscando a Eric". El que quiera verismo que se vaya a ver un documental, aunque la verdad más verdadera se suele encontrar en la no ficción. En "Celda 211" lo que no es lógico es quénes son los protagonistas de esa relación de amistad.

"Buscando a Eric" es una comedia romántica que parece facturada en Hollywood (lo que no tiene nada de malo). La diferencia es que no sale Sandra Bullock, ni los personajes son guapos, altos y con oficios fascinantes. Él es un cartero que pasa de los 50 y ella es una atractiva mujer de mediana edad, sí, aunque no la veo yo en el poster de la habitación de mi adolescente vecino de enfrente. ¿Los colegas?. Gordos bebedores de cerveza y seguidores del Manchester United. Nada que ver con la tropa de amigos ligeramente incorrectos que salen en las "americanadas", ("americanadas" que me gustan bastante, por cierto). Es como una comedia de Hollywood cuyos héroes son "working class heroes". No sé si tiene una lectura política todo esto. Si yo me he dado cuenta, no creo que ni a Ken Loach, el director, ni a Paul Laverty, el guionista, se les haya escapado.

"Celda 211" es dura. Casi ningún personaje es retratado sin claroscuros. Y, lo que más me gusta, evolucionan según se van desarrollando los acontecimientos. En mitad de ese infierno que es la película, emerge, contra todo pronóstico, una amistad basada en actos, no en palabras. Una amistad irreal, que quizá sólo sienta uno de los dos. Ahí está el poder de una historia que te clava a la butaca, con los ojos abiertos, que te hace sentir incómodo casi siempre.

Dos películas que hablan de lo más preciado que tenemos.

Comentarios

N.Poe ha dicho que…
Unas películas muy grandes. Han engordado con dos nombres mi lista de "hombres a los que admiro": Eric Cantona y Luis Tosar.
Luis ha dicho que…
Coincido completamente contigo en lo de "Celda 211". Y "Buscando a Eric" me apetecía verla, trataré de buscarle un espacio.

Entradas populares