En el Chino

Hace unos minutos he ido a comprar una bombilla de 40w. La necesitaba para mi flamante lámpara de mi mesilla de luz. Todavía no habían dado las 8 y media, por lo que supuse que la ferretería que está a dos manzanas de mi casa todavía estaría abierta. No era así. Aún más cerca de mi bloque, hay un "Todo a 100" regentado por una familia china. Entré, pregunté por una bombilla, la china me preguntó de qué tipo, yo le dije que de 40, me dio una de un cajón a la derecha del mostrador y me cobró 60 céntimos.

El aspecto del "Todo a 100" chino es deprimente. Está todo amontonado, en un caos evidente. Eso significa dos cosas. Una, que hay de todo. Dos, que como reza el título del debut de Linda Mirada, "China es otra cultura". Creo que, a partir de ahora, me pasaré primero por "Todo a 100" chino cada vez que necesite algo.

Todo esto me lleva a preguntarme cuántas veces los Chinos nos han salvado de situaciones como la vivida por mí esta tarde. Especialmente, los que venden comida. No sé si pasa en otras ciudades de España o en otros barrios de Madrid. En el mío es algo habitual eso de ir "al Chino" cuando te falta algo y tienes prisa y/o es tarde.

¿Serán los "Chinos" un rasgo distintivo de este tiempo y de este lugar?

Comentarios

irulan ha dicho que…
Ciertamente. Sobre todo para los que tenemos horarios intempestivos y cierto desorden en general y a las 10 de la noche recordamos que no hemos comprado pan y no tenemos ni media miserable barra en el congelador :)

Entradas populares