Una reflexión sobre esta bitácora

Cuando empecé esta bitácora no sabía qué era un blog. Nunca tuve mayor ambición que escribir por escribir, a pesar de que muchas personas me dicen que es mi exhibicionismo el que hace que lleve más de 5 años a cuestas con “Menosprecio...“ Hubo momentos en los que pensé en quitar los comentarios, por ejemplo, porque pensaba que este era mi jardín privado y no necesitaba que nadie entrara por aquí. Tampoco, a pesar de mi inactividad en los últimos meses, he sentido una fuerte tentación de cerrar este chiringo. Hay una fuerza misteriosa, unas veces sólida y otras algo más débil, que me recuerda varias veces al día que “ya va siendo hora de escribir algo en el blog“. No me veo en un futuro cercano dejando de volcar palabrejas por aquí.

Una tendencia que se ha ido fortaleciendo con el tiempo es la auto censura. O el pudor, no sé cómo llamarlo. Debería haber usado otra expresión, algo así como “control de calidad“, ahora que lo pienso. El caso es que sí, ya no escribo de todo en esta humilde bitácora. El 90% de mis ideas para el blog se van al limbo. ¿Cuánto hace que no describo una situación de mi día a día por aquí? Ese era uno de los temas más recurrentes en los inicios. ¿Y de fútbol? Hay muchos asuntos que ya no trato porque me dan pereza. O porque ya he dicho/escrito todo lo que tenía que decir/escribir sobre ellos.

Por lo tanto, me encuentro en una sitaución curiosa. Quiero escribir, tengo ideas para hacerlo pero casi ninguna me parece aceptable. El catálogo de historias se me ha ido reduciendo hasta casi cero. Así que esta humilde bitácora está a punto de morir de inanición, aun cuando yo esté empeñado en que sobreviva.

Voy a ser más permisivo con la dieta del “Menosprecio...“, por lo menos hasta que recupere el pulso. Los textos podrán ser todo lo largos que quiera, como antes. Puede que vuelva a publicar entradas que sólo consten de una foto y un título. Y me voy a obligar a escribir una entrada cada tres días naturales de aquí al 31 de diciembre de 2009. Es decir, el martes 29 de septiembre, como muy tarde, entregaré un nuevo episodio de “Menosprecio...“. Eso sí, seguiré sin meter etiquetas ni utilizar negritas, como hacen los blogs de moda. Y tampoco cambiaré el diseño, me gusta la austeridad de la que hoy disfruto en mi rincón.

Casi se me olvida. En las Sugerencias del Chef hay un nuevo enlace. Se trata de mi otro blog, Pie a Tabla, una bitácora que versa exclusivamente de F1. Sólo publico un artículo antes y un artículo después de cada GP.

Estoy juramentado para reactivar este blog y para echar a andar otro. ¿Lo lograré? La respuesta aquí mismo, en los siguientes meses.

Respetuosamente,
Vencido

Comentarios

Dafne ha dicho que…
Me gusta mucho tu blog, Vencido, y ya echaba en falta alguna de tus reflexiones. El de F1 no me entusiasma demasiado, a pesar de que durante algunos años, "por motivos personales", estuve muy actualizada en el tema. Ahora solo me entero de los chismes (¿o es ago más grave?) de Briatore y los brasileños.
Anónimo ha dicho que…
Joder, no chapes, que eres mi gurú!!!! Además siempre hay temas maravillosos sobre los que escribir! Por ejemplo sobre tu increíblemente atractiva, divertida y encantadora amiga Eva (obviando por supuesto cualquier referencia a su apasionante vida sexual... soy una dama, no lo olvides jajaja). Nenito, eres una pluma demasiado grande para desaparecer de este miserable cibermundo (y no hagamos coñas fáciles con lo de pluma por favorrrr). Besos. Muchos :)
Anónimo ha dicho que…
sera un plaer encontrarte cada tres dias. Confio en que no descartes ningun tema, incluido el futbol...
Pablo Gamo ha dicho que…
Yo también te animo a seguir, a mí (siendo mil veces más perezoso) me pasan cosas muy parecidas que me distraen del bloj.

Nos leemos

Entradas populares