"Víctimas de la LOGSE"

Todo el mundo conoce la frase. La pronunció el jerarca nazi Joseph Goebbels. "Una mentira mil veces repetida se convierte en verdad". Hay que reconocer que es cierta. Es actual, también, igual que cuando se pronunció por primera vez, en los años 30 del siglo XX. El resultado de todas las elecciones supuestamente democráticas de nuestros tiempos han tenido que ver con el manejo del concepto que hay detrás de esas palabras.

Suponemos que si algo lo han repetido muchas personas será verdad. Nos da lo mismo que sea lógico o que sea real. Basta con que el gallinero asienta. Afortunadamente, este truco, por repetido, es fácil de detectar. No por la masa, sino por los individuos preocupados sinceramente por la verdad.

¿Qué ocurre cuando no es la mentira la que se repite hasta la saciedad, sino la media mentira? Pues muy fácil, que el truco sale mejor. Una ley no es inconstitucional si no están viciados la mayoría de sus preceptos. Si sólo es inconstitucional un artículo, o dos, no podemos considerar la ley entera contraria a la Constitución. Se deroga, o derogan, y la ley sigue igual de vigente. Estos son los primeros treinta segundos de la primera clase de Derecho Constitucional. Con la versión 2.0 de la frase de Goebbels diremos que toda la ley es inconstitucional. Y si lo oímos muchas veces, nos convencemos del todo.

Hay una frase que ha hecho fortuna porque se ha repetido y repetido: "Pobrecitos los jóvenes de hoy, son víctimas de la LOGSE". Tiene éxito porque la escuchamos a todas horas y porque es verdad, o media verdad. La LOGSE es un despropósito, no cabe la menor duda. Y las nuevas generaciones no están bien preparadas.

Sí, sí, pero...

¿Alguna vez ha tenido la educación un nivel aceptable en España?

Los que hablan de las "víctimas de la LOGSE" tampoco tienen una educación cultural maravillosa (aunque ellos crean que sí). Por ejemplo, yo mismo. A mí no me contaron que pasó en la Guerra Civil, sólo nos dieron un par de fechas. Cuando estaba en 1º ó 2º de EGB me enseñaron que el catalán y el gallego eran dialectos del castellano. Recuerdo que el mantra en mi época del colegio era que sólo había que aprender las cosas que nos iban a servir en nuestra vida laboral. Se primaba lo memorístico sobre todo lo demás. Casi nunca hablábamos en público. Se despreciaban las materias relacionadas con las Humanidades.

No, no estamos hablando de Eton precisamente. ¿Cómo nos extrañamos luego de que voten como votan? (No hacía falta aclararlo pero, por si acaso, lo hago. Me refiero a que luego se vota al PP y al PSOE gracias a unas consignas idióticas).

Comentarios

Pink Freud ha dicho que…
"Lo que buscamos no es la verdad, es el efecto producido"

"La propaganda se hace eficaz en el momento en que su presencia se hace visible"

...Otras dos frases de Goebbels.
Alfredo ha dicho que…
Acabo de leer esta entrada buscando, por puro azar en Google, algún escrito que no fuera mera nostalgia de la "generación EGB" como oposición a la "generación LOGSE". No puedo estar más de acuerdo con lo que aquí expresas.

Yo, como muchos de mi generación (soy del 81), he vivido el cambio: estudié hasta 8º de EGB y, en el instituto, inicié 3º de la ESO. Creo que los sociólogos nos llaman "generación Y". A mi me importa poco: nunca he sido de etiquetas.

No estoy para nada de acuerdo con esa tontería de que el sistema educativo anterior a la LOGSE debería haber quedado como está. Lo que sucede es que para aplicar la LOGSE como es debido era necesario aportar mucho dinero y haber salvado las ambigüedades y contradicciones que tenía antes de su aplicación. Y ya sabes cómo se hacen las cosas en este país y, peor, con los políticos que tenemos (algunos, por cierto, de las tan aclamadas "generación baby-boom" y "generación X" que fueron, al parecer, tan enriquecedoras que parieron a tan distinguidos lumbreras...). Y así salió lo que salió.

Sin embargo, yo que tengo la suerte de poder tratar con post-adolescentes de la generación LOGSE, te diré que así como hay mucha víctima de ese sistema educativo, también existen muchos chavales con intereses, con un nivel cultural que no deja de crecer y enriquecerse, con una inteligencia debidamente aplicada. Así que permite que finalice este extenso comentario (mis disculpas si se te hace largo) rompiendo una lanza a favor de las generaciones que vienen. Siempre habrá diez justos en Sodoma. Siempre.

Me pasaré con más frecuencia por tu blog, por cierto. Un abrazo.

Entradas populares