Único e Irrepetible

Tengo un horario tan indecente que, este año, fuera de los Festivales, apenas he ido a conciertos. Es una actividad que me parece casi inmejorable. Tienes música en directo, que siempre es mejor que la registrada en un aparatito. Te obliga a salir de casa, a encontrarte con gente que te cae bien y con gente que te cae mal. Y, por si fuera poco, algunas de las mejores noches que he pasado en mi vida han sido después de un concierto, como aquel de 091 en El Sol en el 94 ó 95...

Ayer estuve viendo el Concierto Único e Irrepetible de Sexy Sadie. El grupo mallorquín se separó hacia 2006 y esta es una fugaz reunión con motivo del vigésimo aniversario de Subterfuge. Varios de sus miembros han seguido al pie del cañón. Por ejemplo, Toni Toledo, el batería, que sigue en Sterlin y está en la banda de acompañamiento de Iván Ferreiro. Otro caso es el del cantante, Jaime García Soriano, que este mismo año está poniendo en marcha su proyecto en solitario, Sr. Nadie, con temas en castellano y que, por cierto, está muy bien.

El marco era, como dicta el tópico, incomparable. Nada menos que el mítico Florida Park, el local donde Uri Geller pretendía hacernos creer que doblaba cucharas con la mente. Estábamos más que autorizados a pensar que el sonido iba a ser malo, dado que el garito no tenía experiencia en conciertos de rock. Nos equivocamos, estuvo bien, aunque para mi gusto, un poco “cerradito“. Y el concierto fue estupendo, como siempre.

Entiendo que hay 3 tipos de productos artísticos, los épicos, los líricos y los teóricos. A mí los que más me gustan son los épicos, lo que me lleva a ser un hortera más veces de las que los bienpensante me dejan. Sexy Sadie practican una Épica Pop que ayer fue un poco Lírica para mí. Los recuerdos se agolparon en mi cabeza, me llevaron de vuelta a los años finales del siglo pasado. Esas breves viñetas de mi vida me llevaron a hacer un descubrimiento sorprendente. Un desubrimiento epatante que puedo proclamar de manera oficial. Hostia, sí que es verdad, coño. En los 90 fui feliz.

Comentarios