Breve (telegráfica, incluso) crónica de la noche de ayer

Anoché me bebí dos cervezas y tres rones. Estuve en buena compañía. Hablamos de política, economía y fútbol. Contra todo pronóstico, salvo algún momento incomparable de nuestro Carismático Líder, no hablamos casi de mujeres.

Ahora tengo resaca.

(Aquí vendría una abstracción sobre algún detalle trivial de la noche de ayer. Una abstracción que me llevara a revelar públicamente el Secreto de la Vida. Pero es que tengo resaca).

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Bueno.... No se cual es el Secreto de la vida. Lo que si que sé, es que una de las cosas buenas de la vida es estar con los colegas tomando rones y cervezas. Hablando de lo divino y lo humano. De la vida y también de la muerte.

Porque lo pasamos bien pese a que nos reunió la muerte del padre de otro buen colega.

Abrazos,

IT

Entradas populares