El discreto encanto de los “sintes“ antiguos

... o la fascinación actual por lo vintage.

Hubo un tiempo, cuando los años 80 se desperazaban y yo ni era adolescente, en que “antiguo“ era sinónimo perfecto de “malo“. Veía por la calle un R5 de principios de los 70 y pensaba que ese cacharro era la mayor chapuza de la historia de la automoción. Un compañero aparecía por clase con una regla de cálculo y nos descojonábamos de él.

A pesar de la amenaza nuclear, a pesar de la vuelta del liberalismo ultramontano, de Reagan, de la Thatcher, a pesar de todo, era una época optimista. Existía confianza en el futuro, se pensaba que ese futuro iba a ser mejor que el presente y, desde luego, que el pasado. “La tercera ola“, de Alvin Toffler, refleja ese sentimiento de manera muy precisa. Por lo tanto, había que anticiparse al porvenir. Como todo iba a ser mejor había que recorrer el camino del presente al futuro en el menor tiempo posible. Puedo poner un ejemplo, aunque pasó más bien a finales de los 80. Recuerdo que un amigo empezó a comprarse películas en Laser Disc, sin ni siquiera tener el artilugio que reproducía esas discos dorados y enigmáticos. Por cierto, ¿existió realmente el Laser Disc? Yo nunca vi funcionar uno. Tampoco recuerdo qué ventajas téoricas tenía.

En todo esto estaba pensando cuando he salido de la ducha. A continuación he pinchado el vinilo de “Upstairs at Eric´s“ de Yazoo y he pensado que el futuro ya no es lo que era.

Comentarios

Polkium ha dicho que…
Yo tuve un Laser Disc. Por aquel entonces era el no va más en calidad de imagen. Era el tiempo de los VHS, por lo que no era difícil. Y existían los CDs pero no los DVDs.

Pero el problema del LD, más que su tamaño era su capacidad. Por ejemplo, yo tenía la película Desafío Total que venía en dos discos. Durante la película había que levantarse una vez a darle la vuelta al disco y otra para cambiar de disco.

La verdad es que no llegamos a comprar muchas películas, incluso cuando ya las medio regalaban en el Corte Inglés, y para lo único que usamos el reproducctor de LS durante años fue para oir CDs.

Entradas populares