"Continuará"

Debió ser leyendo un tebeo de Spiderman, de cuando el amistoso vecino llevaba ese traje negro tan molón. Puede incluso que Maradona jugara aún en el Barça y que José María Cano todavía no le hubiera quitado el control creativo de Mecano a su hermano Nacho. Y estoy por asegurar que Carmen Maura todavía seguía diciendo por la tele aquello de "Nena, tu vales mucho". En definitiva, eran los años 80 y leía un tebeo (no un cómic, joder, un tebeo) de Spiderman. Si la memoria no me falla, en esa época, los tebeos de la criatura creada por Stan Lee costaban ¿25 pesetas? y consistían en un puñado de páginas, no sé, unas 15, que te leías en un ratito. Eran episodios autonconclusivos que solían gustarme mucho y me dejaban con ganas de más. Por eso, cuando al final leía "Continuará", me ponía muy contento. En fin, entendedme, tenía una paella en mi frente y no disfrutaba de la malicia necesaria para darme cuenta de que esa historia estaba siendo estirada artificialmente para obligarme a comprar el siguiente número sí o sí.

Entonces, en el mundo del tebeo americano apareció un tal Frank Miller, un dibujante mediocre y un guionista obsesionado con Will Eisner. Empezó a dotar de contenido "adulto" a los superhéroes, primero a Daredevil, luego a Batman. También hizo su entrada en escena un inglés loco y genial que responde al nombre de Alan Moore, que hizo el "Quijote" de los tebeos, y en más de un sentido, con aquella obra maestra que este año hemos visto en el cine, "Watchmen". Parecía que el medio tebeo pedía un reconsideración de sus medidas, las que habían dominado desde que saltó de las tiras de los periódicos. Fue algo parecido a lo que pasó con el paso del single al LP en la música popular. Así, el "Continuará" pasó a ser norma y no excepción. Y en los 90, el tebeo de superhéroes estuvo a punto de morir de sobrepeso.

Yo creo que eso es lo que está pasando con las series de TV. Supuestamente, estamos viviendo una Edad de Oro, con una enorme cantidad de producciones seriadas para la tele divididas en un huevo de temporadas. Y el resultado es, salvo muy honrosas excepciones, irregular. Incluso yo, que idolatro "El Ala Oeste de la Casa Blanca" tengo que admitir que la quinta temporada es una mierda, que la sexta es irregular y que la séptima... bueno, no me atrevo a decir qué me parece la séptima. Pero, ¿por qué tengo la serie completa comprada religiosamente en DVD?. Por lo mismo por lo que corría al kiosko cuando terminaba un tebeo de Spiderman en el que al final ponía "Continuará".

Salvo "The Shield" y "El Ala Oeste de la Casa Blanca" paso de las series "culebroneras". En realidad, esta entrada era sólo para decir esto, para acordarme del traje negro molón de Spiderman y para decir que me mola un huevo "Dos hombres y medio".

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
¡¡¡ Ya era hora de saber de ti ¡¡¡ un abrazo
N.Poe ha dicho que…
Tienes que empezar a ver "The Big Bang theory"!!
Luis ha dicho que…
"Dos hombres y medio", joder, pensaba que era de los pocos que un día la encontró por casualidad en La 2, ya conozco a alguien más.

Entradas populares