¿De qué planeta viniste?


Cuando Maradona eliminó a los ingleses en los cuartos de final de la Copa del Mundo del ´86, yo no estaba frente al televisor. Nunca podré verlo en directo, lo mismo que nunca asistiré a un concierto de Miles Davis, de Piazzolla, de Gardel o de Hendrix. En mi descargo sólo puedo aducir que tenía 16 años, que era verano y que seguro que tenía cosas mucho mejores que hacer que ver un partido por la tele. Máxime si el anterior partido de Argentina había sido una victoria por la mínima a una débil selección uruguaya, que había sido arrollada por Dinamarca en la fase de grupos.

El padre de un amigo mío, nada futbolero, me dio la noticia, “Maradona ha metido un golazo, ¿no lo has visto?“. En ese momento pensé que no sería para tanto y cuando lo vi luego en el resumen, me reafirmé en mi tesis inicial. Sin embargo, llevo consumiéndolo con regularidad desde hace más de dos décadas y cada día que pasa me doy cuenta de que no ha habido nada igual. Personalmente, prefiero el otro gol, el de la “mano de dios“, pero es por motivos “filosóficos“ que ya expliqué en su momento. En lo estrictamente futbolístico, no hay discusión.

Maradona, en esa jugada, hace varias cosas casi increíbles. Primero, recibe de espaldas a la portería, parado, y se tiene que dar la vuelta. Después va regateando hacia los dos lados, algo que todos los que jugamos al fútbol sabemos que es muy difícil. Y, para terminar, define regateando al portero, en lugar de pegarla a voleo por el cansancio. Aquí en España, se ha comparado “el gol del siglo“ con dos obras maestras, una de Ronaldo al Compostela, en Liga, y otra de Messi al Getafe, en Copa. 

El de Ronaldo está bien, pero un par de escalones por debajo. Recibe en carrera, se vale de la potencia física que tenía a los 20 años y remata sin regatear al portero, casi exhausto. Lo de Messi es mejor. Recibe parado, con un tío encima, aunque de frente a la portería. Y luego mete el gol regateando al portero y rematando con su pierna mala. Sin embargo, Maradona mete su gol en cuartos de final de un Mundial que luego ganaría Argentina. Es, por encima de todo, un gol decisivo en un momento de máxima exigencia. El chicharro de Messi sólo sirvió para que el Getafe, equipo modesto donde los haya, acabara eliminando al todopoderoso Barcelona de una competición devaluada, como es la Copa del Rey. Messi todavía tiene años por delante para ser Maradona. Le queda muy poco, pero todavía no lo es y ahora resta lo más difícil.

El gol de Maradona, además, cuenta con un plus que le hace entrar en la categoría de legendario. Ese plus es la narración, en riguroso directo, que hace Víctor Hugo Morales para toda Argentina. Esta es la transcripción comentada por un servidor de aquello:

“Ahí la tiene Maradona, lo marcan dos, pisa la pelota Maradona, arranca por la derecha el genio del fútbol mundial“.

Una explicación perfecta y sencilla para la compleja primera maniobra con la que Maradona inicia la jugada.

“Puede tocar para Burruchaga“.

A los que hemos visto mucho fútbol nos pasa una cosa. Vemos lo que va a pasar dos segundos antes de que pase. Morales se da cuenta, en mitad de toda su excitación, que Maradona le puede pasar la pelota a Burruchaga. Era lo lógico, lo que 99% de los jugadores de fútbol hubiéramos hecho. 

“Siempre Maradona, ¡genio! ¡genio! !genio! tá tá tá tá tá tá“

Maradona no se la ha pasado a Burruchaga y sigue regateando contrarios. Víctor Hugo Morales ha comprendido que sólo cabe ya repartir adjetivos y onomatopeyas.

“Goooooool....Goooooool“

Maradona ha regateado a Shilton y ha “centrado“ a la red.

“¡Quiero llorar!, Dios Santo. Viva el fútbol.
¡Golaaaaaaaaazo! ¡Diegooooooool! ¡Maradona!.“

Da lo mismo que haya sido Maradona el que ha metido el gol. Esta es la Capilla Sixtina del fútbol y sólo cabe la emoción.

“Es para llorar... perdónenme“

Tanto en directo como luego, muchos años después, Víctor Hugo Morales pidió disculpas por haberse dejado llevar por el entusiasmo. Dijo que había faltado al deber del periodista de ser un observador imparcial. 

“Maradona, en recorrida memorable, en la jugada de todos los tiempos.
Barrilete cósmico, ¿de qué planeta viniste para dejar en el camino a tanto inglés?
¡Para que el país sea un puño apretado gritando por Argentina!“

Casi un poema épico, como si fuera la Canción de Rolando.

“Argentina 2 - Inglaterra 0
¡Diegol! ¡Diegol¡
Diego Armando Maradona.
Gracias Dios, por el fútbol, por Maradona, por estas lágrimas
por este Argentina 2 - Inglaterra 0“

Un perfecto broche de oro. Morales dice el marcador cuando la televisión mexicana muestra el rótulo con el resultado y los ingleses sacan de centro. Un prodigio de sincronismo.


Comentarios

N.Poe ha dicho que…
No se de qué planeta vino Mardona pero sí se que luego se fue al planeta de las drogas. No entiendo el endiosamiento de este tío pero seguiré intentándolo.
Y Messi nunca será Maradona... se le ve en esa cara que tiene.
Anónimo ha dicho que…
Hola a todos: Por partes; por un lado yo si tuve la suerte de verlo en directo, efectivamente era verano, efectivamente tambien tenia 16 y, efectivamente, habia cateado unas cuantas, lo cual limaba mi espacio de libertad. Es el mejor mundial que recuerdo, ya no solo por argentina, sino por las selecciones que alli se juntaron con veteranas estrellas y comprobar las emergentes, la francia de Platini y Luis Fernandez que llegaban de ganar(nos) la eurocopa (Por cierto, pocas veces, apenas una, una seleccion ha ganado el mundial tras levantar la eurocopa, ojo al dato)la alemania de Rummenigge, pro, sobre todo, la URSS. Aquel equipo venia de arrasar al Atleti en la final de la recopa por 3 - 0 y le clavo 4 al Madrid en el Torneo Bernabeu (cuando el Torneo Bernabeu era digno de su nombre). Aquella URSS arrasaba en juego y condiciones fisicas, los laterles ejercian de antenticos carrileros, llegaban a la linea de fondo, ponian la bola y volvian, pero Belgica la tumbo gracias a la ayuda de un linier español. No solo se equivoco con los rusos, sino que levando y bajo el banderin de fuera de juego cuatro veces en la jugada que suposo el gold e la victoria de los belgas. No solo el linier, el comportamiento del arbitro dio que hablar; algo que, por cierto le ocuurio a la URSS con cierta frecuencia en su historia. Un español de un enfrentamiento URSS - España, con un energente Butragueño y con uan defensa que ya nos le gustaria hoy en dia a algun equipo de primera en dificultades. Por ultimo, si, el gol fue genial en vivo, fue increible; combina toque, cambio de ritmo, cintura y, sobre todo, meter el gol que liquida un partido de mundial de futbol,d e eliminatoria y sacudir la presion de un pais que queria limpiar su nombre frente al rival, cuya bandera les humillo cuatro años antes.
Perdon pro el rollo, pero el futbol me pierde...
Anónimo ha dicho que…
Por cierto, gran tipo Maradona; muy leal y educado con el Atletico de Madrid: primero saluda efusivamente a Laporta en el palco del Calderon (sin hacer caso a Cerezo (a la sazon, su anfitrion)y luego recomienda al Kun que se vaya al Inter. Gran tipo, si...
Kankoat ha dicho que…
El gol de Ronaldo está bien, pero ni de broma merece ser siquiera objeto de debate con los otros dos.

Y con la autoridad que me otorga el hecho de ser uno de los tres Atléticos que quedan en el mundo, quiero decir que apoyo totalmente el comportamiento de Maradona en los dos casos que comenta Anónimo.

Aunque en el asunto de Cerezo, creo que sus indisimuldadas miradas a Maradona no eran para ver si conseguía que le saludara. Más bien se estaba preguntando quién coño sería ese con el que se estaba echando unas risas Laporta.

Entradas populares