Periodistas

Lo reconozco.

Soy más tolerante con las mezquindades de los de mi gremio que con las de los demás. Se le puede llamar corporativismo, pero es más bien otra cosa. Es muy fácil meterse con los periodistas, es un trabajo que cualquier mindundi se cree que puede hacer, cuando la realidad es bien distinta. Pero como yo no soy un mindundi y, además, soy periodista, puedo ajustarnos las cuentas con conocimiento de causa (y con un cierto placer).

Vamos por partes, como Jack.

Los redactores de televisión

Pobres, son la última mierda. Cuando al cámara le da la gana, se rueda, y siempre como él quiere. Normalmente, si va un ayudante de realización se sigue haciendo lo que quiere el cámara. Lo que pasa es que al ayudante de realización se la suda y el redactor se empeña en decir cosas como "dame un poco de aire a la izquierda" o "quiero movimiento". Lo de hacer preguntas que huyan del tópico lo dejamos para cuando nos jubilemos.

Los locutores de radio

Suelen ser periodistas que escriben mal. Sienten envidia por los que curran en la tele y no honran a su medio. No pisan la calle, abusan del teléfono, se empeñan en hacer sus horarios y hacen pasillos como los mejores. Ya no leen periódicos, ni siquiera teletipos. Navegan por la red y terminan dando todos las mismas noticias. Por lo general, gilipolleces.

Los fenomenales compañeros de la prensa escrita

Me he cansado de verles en las Ruedas de Prensa, haciendo dibujitos y pendientes del cóctel. Supuestamente, son los que mejor escriben, aunque no lo tengo muy claro. Me da la sensación de que su trabajo es el más facilito. Me lo dijo uno de ellos: "Yo sólo necesito una libreta y un boli; tú, un operador de cámara, una cámara, un sonidista y a veces un ayudante de realización".

Los tertulianos y/o columnistas

Gente que opina de todo sin saber de nada. Analfabetos funcionales. La peor especie de periodistas, de hecho, yo no creo que lo sean. En este mundo en que vivimos no existe la prudencia, todos hablan y dan su parecer sobre las cosas. Es lógico que existan tertulianos y/o columnistas.

Comentarios

N.Poe ha dicho que…
Lo de opinar de todo y no saber de nada es algo que se aprende en la carrera, donde se creen que te enseñan un poco de todo y sales sin saber nada de nada.

Aporto tu clasificación a los estudiantes de periodismo: la mayoría se creen más periodistas que nadie. Jóvenes ingenuos a los que les quedan muchas ostias por recibir y que rezan todas las noches para que los que nunca se jubilan empiecen a desaparecer. Por qué no se me daban bien las matemáticas...
djflow ha dicho que…
¡Puta escoria periodística! (¡Ufff! ¡Qué a gustito me he quedao, oiga!)

Entradas populares