De Reclinatorio (VI). "Dejad de quererme"

Cada vez que hablo de una película francesa siento la necesidad de justificarme, lo cual es absurdo. Siempre digo que me gusta el cine que se hace en el país vecino, pero esto también es una gilipollez. Clasificar las películas por nacionalidades es aun más ridículo que hacerlo por géneros. Unas me gustan (ahora) y otras no (ahora), esa es la única diferenciación que estoy dispuesto a hacer.

"Dejad de quererme" ("Deux jours a tuer") es de las que me gustan, ahora y entiendo que en el futuro inmediato. La historia es bonita, por un momento pensé que era una puesta al día, un poco más cínica, de "Un tipo genial". Lo más sobresaliente, para mí, es que tiene un cierto suspense. Es un guión "discursivo" pero, al contrario de lo que suele suceder, también "narrativo". Las cosas pasan cuando tienen que pasar y nos enteramos de ellas cuando tenemos que hacerlo.

Corred a verla. Sobre todo si queréis saber cuál es vuestra patria y la mía y la de todos.



Hacía tiempo
que no salía tan contento del cine.


Comentarios

Entradas populares