Bola 9

El jueves por la tarde vi uno de mis futuros posibles. Yo soy de la opinión de que en cualquier momento puede cambiar tu vida de manera radical y que siempre hay varios caminos susceptibles de ser tomados. Por ejemplo, yo podría estar, ahora mismo, viviendo en Buenos Aires. Y no tendría esta humilde bitácora y muchos de los que ahora son mis amigos serían perfectos desconocidos para mí.

Ocurrió jugando al billar en Gran Match. Iba perdiendo con Marco al Bola 8, el billar americano de toda la vida, cuando se me ocurrió una idea genial. Llevaba tiempo pensando en probar cómo sería medir mis fuerzas al Bola 9, al que juegan Paul Newman y Tom Cruise en "El color del dinero". A pesar de seguir perdiendo un rato más, una mala tarde siempre es una mala tarde, me divertí muchísimo. Es un juego donde no valen estrategias, hay que meter todas las bolas y dejarse de tonterías. Como se juega solo con las lisas más la bola 9, la mesa está siempre muy abierta y terminas metiendo mucho. Además, hay que tener nervios templados porque si fallas, el otro te vacía la mesa en un santiamén. Al final, equilibré un poco las cosas y gané varias partidas seguidas.

Puedo imaginarme perdiendo hasta la camisa con el Bola 9. Jugando por pasta todos los días y obviando todos mis demás vicios y hobbies. Puede ocurrir muy fácilmente.

La otra cosa destacable que ocurrió la tarde del jueves fue algo que me dio ascopena. Un sujeto se acercó a hacer comentarios de nuestras jugadas, molestándonos de manera clara. Cuando le mostramos nuestra incomodidad, el tío, ni corto ni perezoso, elogió nuestro juego peloteándonos cobardemente. Y nos dijo que fuéramos al Capitán, un club de billar sito en la calle Duque de Pastrana, donde según sus propias palabras "el nivel es altísimo, de billar, de tías, de todo...". No estaba borracho y jugaba como el culo.

Una cosa es segura, por mucho que caiga despeñado por la colina de la adicción al Bola 9 nunca acabaré siendo tan soplagaitas como ese tipo.




Mi vicio.


Comentarios

N.Poe ha dicho que…
"... siempre muy abierta y terminas metiendo mucho" (jejeje)
Vencido ha dicho que…
Y podría, muy fácilmente, abandonar todos mis vicios por este, no lo olvides. Habrá que confesar que soy un salido...