El Ipón

Bueno, en realidad se llama de otra manera, pero yo lo he querido bautizar así. No tengo nada contra el cacharrito ese, ni mucho menos. Tampoco me molesta la gente que lo compra o que lo use. Me imagino que a muchos les será de gran ayuda, quizá hasta a la mayoría. No es de eso de lo que quiero hablar.

El motor de una economía capitalista es claro. Se llama consumismo. Si se compran cosas en el mercado, la ley de la oferta y de la demanda redistribuye rentas y esfuerzos. Cuantas más cosas se compren, pues parece que mejor. De ahí que las recetas económicas más antiguas repitan siempre lo mismo. Bajemos las impuestos, las familias lo gastarán mejor que el Estado y la econonía se moverá. No sé si "gastarlo mejor" es comprarse un Ipón. Yo diría que no.

La definición más parecida a "consumismo" es "tirar el dinero". Si gastas mucho, todo el mundo saldrá ganando (sic). Me compro un Ipón y gana dinero el operador telefónico de turno y la empresa que fabrica los Ipones. Esas empresas ganan dinero y contratan a gentes a las que pagan (mal). Con ese dinero, las gentes, se compran ropas, comida y muchas cosas más. Esas operaciones monetarias les hacen ganar dinero a más corporaciones que pueden contratar a más gentes y pagarles (mal).

En una palabra, tienes que gastar dinero. Puedes ahorrar, por supuesto, pero para gastar más dinero. Esta es la esencia del sistema económico en el que vivimos.

Pero todavía nos queda una trampa más. Quieren que digamos que llueve cuando nos están meando. O sea, te quieren convencer de que "necesitas" comprarte un Ipón. De que tu vida es una mierda si no tienes un Ipón. Para eso está el fenomenal mundo de la publicidad, mundo que, por cierto, no arrastra ningún tipo de fama negativa como la de los políticos y periodistas, aún formando parte consustancial del "sistema". (¿Será porque los "creativos" son gente "guay" que se deja coleta?)

El Ipón es la metáfora de la sociedad moderna. Es una necesidad innecesaria creada artificialmente para que tires el dinero.

Y lo mismo que he escrito del Ipón se puede predicar de muchos más artilugios. Yo diría que de todos, sin excepción.



El famoso Ipón.



Comentarios

Entradas populares