Desarraigo

Me gustaría escribir cosas más divertidas. Me gustaría poder reírme un poco más de mí mismo en esta humilde bitácora. Al tener este rinconcito un carácter a veces confesional y a veces autobiográfico me veo obligado a reflejar mi estado de ánimo. Y este es, en los últimos tiempos, de un profundo desarraigo.

Como demostró Bruce con su "Darkness on the edge of town" (1978) el desarraigo es un caldo de cultivo para crecer. Para aprender, por lo menos, que es la base del crecimiento verdadero.

No voy a entrar en muchos detalles. La realidad es que no tengo ni casa ni apenas referentes familiares. Una noche duermo en mi casa, otra en la de mi padre. No tengo vacaciones desde febrero de 2007. En el siguiente mes solo voy a librar un par de días, el fin de semana que viene.
No tengo ni idea de qué va a ser de mí en apenas un par de meses.

No soy de ninguna parte, no voy a ningún lugar.



Un gran disco.

Comentarios

Pablo Gamo ha dicho que…
A todos nos parece que lo que hacemos aunque esté bien algunas veces, potencialmente podría ser mucho mejor, tener otro tono o ser diametralmente opuesto a lo que somos. Quizá hay que tomarse un poco menos en serio. Ese es el patrón oro de la verdadera aceptación.

La última frase no es mia pero tenía necesidad de repetirla. Bueno quizá no estes hablando precisamente de esto. Bah, total ¿qué más da? de Springsteen no tengo nada que decir.

Un saludo.
Anónimo ha dicho que…
Quizás sería lo mejor decir, venga, ánimo, arráigate y ese tipo de cosas, que cuando estás sin ánimo y desarraigado te tocan bastante los cojones.

Casi prefiero decir que se puede disfrutar hasta del desarraigo. Imaginate la cara de Bart idealizando a un desarraigado. Y además, todo es susceptible de empeorar.

Fuerte abrazo.
RED
Vencido ha dicho que…
Una cosa es estar desarraigado y otra es estar desanimado o deprimido. Se puede estar deprimido y perfectamente arraigado. Y lo contario.

Gracias por los ánimos a los dos, no obstante. Lo curioso es que pretendía ser una entrada más ien optimista. Pajera, pero optimista.
Tamel ha dicho que…
Es la esencia de la vida, ya habrá ocasiones en que te pese la planificación. Disfruta del aroma delicioso que surge al dejarse llevar.
djflow ha dicho que…
A mí este post me ha recordado inmediatamente al estribillo de una canción de Facundo Cabral que yo escuché muy de niño en versión de Alberto Cortez:

No soy de aquí, ni soy de allá
no tengo edad, ni porvenir
y ser feliz es mi color
de identidad


"Nos queda la música", amigo...