jueves, 31 de julio de 2008

El culto a la mediocridad

Esta entrada iba a ir de la idea que tengo acerca de mi yo. Tenía pensado contar que de chaval mostraba un concepto lamentable de mí mismo. Y que después me fui al extremo contrario. Obvio es decir que ambas actitudes tenían poco justificación.

(Ahora me pasa un cosa muy curiosa. Yo me siento del montón pero miro ahí fuera y veo el nivel de la tropa y, la verdad, me animo bastante)

En fin, iba a seguir tirando del hilo de este razonamiento para terminar diciendo que genios hay pocos y que yo solo le reconozco esa condición a un número muy pequeño de seres humanos. Esa era la percha para terminar hablando de este crack y poner un enlace a esta auténtica barbaridad, para que los escasos lectores de esta humilde bitácora vean que tengo razón.

Puede que sea pasión de amigo, pero él si es un genio. De verdad.

lunes, 28 de julio de 2008

El timo de la World Music

Imaginaos la escena.

Una pareja camina por las calles de Dakar. Se detiene en un kiosko y compra un periódico. Buscan la parte de Cultura y leen el siguiente artículo (en senegalés en el original).

LA ORQUESTA SENSACIONES, ESTA NOCHE EN EL AUDITORIO

El popular combo espanol lleva haciendo bailar a sus compatriotas desde los años 60. Formada por músicos de dilatada trayectoria, la Orquesta Sensaciones mezcla el pasodoble y la rumba catalana con el jazz, el soul y el rock. Su repertorio esta formado por canciones con las que se puede rastrear el imaginario sentimental espanol. Esta noche sonarán clásicos como "Paquito el chocolatero" o éxitos pop como "Bailando". Julián Ruiz, el director musical de "La Sensaciones", afirmó ayer en rueda de prensa que su propuesta musical "vive en los corazones de todos los espanoles". El amante de lo hispano tiene una cita ineludible hoy a las 22 horas en el Auditorio. ¡Viva Espana!



jueves, 24 de julio de 2008

Una entrada hablando de cosas mías

Este fin de semana tengo que cubrir la parte final del Pirineos Sur. Mira que he ido a festivales de mierda, como el Mediatic, pero este es el que menos me apetece. Eso de las músicas del mundo es una cosa comercial y paternalista que no me hace muy feliz. Además, no tengo ni puta idea de los músicos que tocan ahí. Y un ratito en Internet no va a valer para que me entere de demasiadas cosas. Solo aspiro a no quedar demasiado patético y, sobre todo, a que el tiempo pase lo más rápido posible.


______________________________________________________________________


No tengo vida privada. Del curro a casa de mi padre, (porque tiene la clavícula rota y tengo que hacerle compañía). De casa de mi padre al curro. Y del curro a los Festivales. Además, tengo lo de la revista en fines de semana alternos. No tengo vacaciones propiamente dichas desde agosto de 2005. Tuve unos meses libres de septiembre de 2006 a febrero de 2007, pero estaba en paro y haciendo chapuzas. La perspectiva más realista de disfrutar de vacaciones es quedarme sin empleo en septiembre.

Estoy muy cansado. Y lo noto demasiado.


____________________________________________________________________


Sé que tengo una cuenta pendiente. Y tengo que saldarla antes de que llegue el otoño. (Esta es la típica frase entre críptica y gilipollas de blogero malo. Solo tiene sentido para el que la escribe porque es casi el único que la puede entender. La razón de ponerla aquí, a parte de que soy un blogero malo, es consignar por escrito un compromiso que he contraído conmigo mismo).

miércoles, 23 de julio de 2008

El Ipón

Bueno, en realidad se llama de otra manera, pero yo lo he querido bautizar así. No tengo nada contra el cacharrito ese, ni mucho menos. Tampoco me molesta la gente que lo compra o que lo use. Me imagino que a muchos les será de gran ayuda, quizá hasta a la mayoría. No es de eso de lo que quiero hablar.

El motor de una economía capitalista es claro. Se llama consumismo. Si se compran cosas en el mercado, la ley de la oferta y de la demanda redistribuye rentas y esfuerzos. Cuantas más cosas se compren, pues parece que mejor. De ahí que las recetas económicas más antiguas repitan siempre lo mismo. Bajemos las impuestos, las familias lo gastarán mejor que el Estado y la econonía se moverá. No sé si "gastarlo mejor" es comprarse un Ipón. Yo diría que no.

La definición más parecida a "consumismo" es "tirar el dinero". Si gastas mucho, todo el mundo saldrá ganando (sic). Me compro un Ipón y gana dinero el operador telefónico de turno y la empresa que fabrica los Ipones. Esas empresas ganan dinero y contratan a gentes a las que pagan (mal). Con ese dinero, las gentes, se compran ropas, comida y muchas cosas más. Esas operaciones monetarias les hacen ganar dinero a más corporaciones que pueden contratar a más gentes y pagarles (mal).

En una palabra, tienes que gastar dinero. Puedes ahorrar, por supuesto, pero para gastar más dinero. Esta es la esencia del sistema económico en el que vivimos.

Pero todavía nos queda una trampa más. Quieren que digamos que llueve cuando nos están meando. O sea, te quieren convencer de que "necesitas" comprarte un Ipón. De que tu vida es una mierda si no tienes un Ipón. Para eso está el fenomenal mundo de la publicidad, mundo que, por cierto, no arrastra ningún tipo de fama negativa como la de los políticos y periodistas, aún formando parte consustancial del "sistema". (¿Será porque los "creativos" son gente "guay" que se deja coleta?)

El Ipón es la metáfora de la sociedad moderna. Es una necesidad innecesaria creada artificialmente para que tires el dinero.

Y lo mismo que he escrito del Ipón se puede predicar de muchos más artilugios. Yo diría que de todos, sin excepción.



El famoso Ipón.



martes, 15 de julio de 2008

¿Sueños?

¿Qué significa cumplir tus sueños? Lo pregunto porque normalmente se consiguen, si se consiguen, cuando ya no son un sueño. Cuando son, más bien, un hábito de querer que has adquirido a fuerza de encontrar frustración a tus aspiraciones. Porque si consigues algo en el instante después de desear no ha sido un sueño. Ha sido un deseo satisfecho que olvidas muy pronto. Y nada más.

No significa nada cumplir tus sueños. Pasa que si logras uno, inmediatamente quieres cumplir otro.

Eso de los sueños no es más que una cursilada barata que sirve para hacer canciones pop y poemas malos. Novelas de segunda y películas infectas. También sirve para vivir engañados, para pensar que todo es posible, que nada se nos negará.

Otra de las utilidades de los sueños consiste en que es un instrumento perfecto para desenmascarar a los ingenuos y/o a los idiotas. Si le haces caso a tus sueños solo puedes ser una de esas dos cosas.

Yo antes era ingenuo. ¿O más bien idiota? Mmm, no lo sé. Da igual, la verdad. Ya no soy lo que era, fuera lo que fuera. He debido de cumplir un sueño para darme cuenta de que los sueños... no existen.



"... y los sueños, sueños son".



lunes, 14 de julio de 2008

El uniforme

Visto un uniforme desde principios de los años 90 y tiene pinta de que ya no lo voy a abandonar. Se compone de pantalón vaquero de color azul, clásico, y una camiseta, preferentemente negra. Con la camiseta pretendo mandar, a menudo, un mensaje al mundo. Cuando estoy hasta los cojones me pongo una que nos hicimos en 40tv hace muchos años. La leyenda reza así: "Tenemos un marrón que te cagas". Si estoy optimista eligo una que pone "Sí". Simplemente, "Sí". En el caso de que quiera molestar al personal me visto con una camiseta celeste que conmemora el primer disco de Christina Aguilera. A veces me levanto de la cama con ganas de pelea y entonces opto por la camiseta negra que tiene un guante de boxeador. Y así hasta cada camiseta que me pongo...

Vaqueros y pantalón. No me había dado cuenta pero soy un poco como Neil Diamond.




Una canción hortera, pero un temazo.
Se mire por donde se mire.


domingo, 6 de julio de 2008

Desarraigo

Me gustaría escribir cosas más divertidas. Me gustaría poder reírme un poco más de mí mismo en esta humilde bitácora. Al tener este rinconcito un carácter a veces confesional y a veces autobiográfico me veo obligado a reflejar mi estado de ánimo. Y este es, en los últimos tiempos, de un profundo desarraigo.

Como demostró Bruce con su "Darkness on the edge of town" (1978) el desarraigo es un caldo de cultivo para crecer. Para aprender, por lo menos, que es la base del crecimiento verdadero.

No voy a entrar en muchos detalles. La realidad es que no tengo ni casa ni apenas referentes familiares. Una noche duermo en mi casa, otra en la de mi padre. No tengo vacaciones desde febrero de 2007. En el siguiente mes solo voy a librar un par de días, el fin de semana que viene.
No tengo ni idea de qué va a ser de mí en apenas un par de meses.

No soy de ninguna parte, no voy a ningún lugar.



Un gran disco.

sábado, 5 de julio de 2008

Las viudas ultrajadas

No es verdad esa máxima que proclama que uno recibe lo que da. Lo dicen los ganadores, esa gente a los que la vida les ha tratado bien. Claro, como ellos han sido unos santos varones, el éxito del que disfrutan es totalmente merecido.

Y una mierda.

Es muy sencillo. ¿Merecen su suerte todas las personas a las que les va mal? ¿Merecen su suerte todas las personas a las que les va bien?

No es más que una táctica para preservar los privilegios de los triunfadores. "Pórtate bien y no ambiciones mi puesto. Ya obtendrás recompensa". Es algo parecido a lo que hace la Iglesia Católica, que demanda sufrimiento en este mundo para lograr el premio en el más allá.

Cuando sacas la cabeza, los ganadores/triunfadores cuestionan tu ética, tu moral, tu valía. Terminan convirtiéndose en viudas ultrajadas. Se comportan como si tuvieran derecho divino a disfrutar de sus privilegios.

Y ahí, cuando actúan de esa manera, es cuando te das cuenta de que ya no tienen nada que hacer. No pueden luchar, son tuyos.