Barcelona

Copio de mi libreta:

Ocurrió la primera noche del Primavera Sound. Cogí un taxi que me llevó a mi hotel por la Diagonal. El conductor no era muy hablador y, además, quitó la radio. Estábamos en silencio. Yo miraba por la ventana. Veía los edificios, las calles. Advertí una preciosa y recoleta iglesia que me pareció románica.

Y pensé:

"Podría vivir aquí"

1-06-08
AVE de vuelta a Madrid
12:08 PM





Pues sí, podría vivir en Barcelona. Si no fuera por el pequeño detalle de que no conozco a nadie. Esas anotaciones transcritas arriba de mi puño y letra sólo forman un párrafo suelto que no soy capaz de incluir en ningún capítulo. Quizá ahí resida la belleza de esos momentos únicos, no tienen nada que ver con nada. Ni vienen ni se van. Sólo pasan sin dejar apenas rastro.




Comentarios