Otro mes de mayo de hace 40 años

(Para una mejor comprensión de esta entrada se puede escuchar este tema)

1968 fue un año en el que coincidieron muchos eventos. Hace unos días escribí sobre el "mayo francés". Hoy quiero esparcir algunos de mis pensamientos con respecto a la afamada "primavera de Praga".

Lo primero que quiero consignar es que se sabe relativamente poco, por lo menos en comparación a los acontecimientos que tuvieron lugar en París. El líder de Checoslovaquia, Dubcek, impulsó algunas reformas democratizadoras como, por ejemplo, la supresión de la censura. Cuando Breznev intuyó que aquello se le podía ir de las manos mandó los tanques soviéticos y ahí acabó todo.

¿Qué es lo que acalló el ejército soviético? La interpretación más común es que el comunismo de la URSS era tan dogmático que no permitía frivolidades. Y si las cosas se ponían muy feas sacaban los tanques a pasear. Nada que oponer a esa tesis, incluso los propios soviéticos la hicieron pública con la "doctrina Breznev".

Yo quiero ir un poco más lejos. Hemos quedado en que los rusos no quisieron permitir otra interpretación del marxismo-leninismo que la suya. En mitad de la "guerra fría" debían ser fuertes y mostrar a Estados Unidos que sus países-satélite estaban bajo control. Ya tenían bastante con los díscolos chinos. Al no dejar espacio para otras visiones del socialismo dieron alas al pensamiento capitalista. Bastaba con señalar los problemas de la URSS, a esas alturas ya evidentes, para censurar la estatalización de la economía.

¿Y si el "socialismo con rostro humano" de Dubcek hubiera sido un éxito? Checoslovaquia era un país democrático, con gobiernos de izquierdas, antes de la II Guerra Mundial. De hecho, fue la única democracia que permaneció al lado de la República durante nuestra Guerra Civil, cosa que no hicieron ni la Francia de Blum, ni el Reino Unido. Existía, por tanto, la cultura política que les ayudaría a alcanzar metas, corregir errores y convertir a Checoslovaquia en un país justo y próspero.

Carece de sentido intelectual plantearse el típico "¿qué hubiera pasado si...". Lo sé. Aún así, me quiero atrever a lanzar una conjetura. Más bien, una intuición. Estoy convencido que los checos lo hubieran logrado. El único argumento irrefutable que se me ocurre es musical. Según parece, algunos miembros de la intelectualidad checa, como Vaclav Havel, tenían en sus discotecas uno de mis álbumes favoritos de todos los tiempos. El primero de la Velvet. El del "platanito". El de "Heroin". El de las canciones de Lou Reed para Nico. El que les pagaron Paul Morrissey y Andy Warhol.

¿No sería "The Velvet Underground & Nico" la única revolución verdadera de los 60?






NOTA: El tema cuyo enlace he puesto al principio de la entrada es "European son", incluido en "The Velvet Underground & Nico" (1967). "European son" era un homenaje a Delmore Schwartz.





Comentarios

Entradas populares