La función "Shuffle"

El otro día me compré un aparato para escuchar y almacenar música. Sí, es uno de esos cuyo logo es una manzanita. Es como un walkman a lo bestia. Mi función favorita es la de la reproducción aleatoria. Gracias a ella he tenido dos momentos sublimes. (No encontraba una palabra más cursi).

La primera canción que sonó cuando puse por primera vez la función "Shuffle" fue "A rose for Emily", canción de "Odessey and oracle" (1968) de The Zombies que me había pasado desapercibida. Hasta que el aparatejo este me obligó a detenerme en ella.

En el tren de vuelta de León, el pasado domingo 4 de mayo, en algún lugar de la llanura castellana sonó "Lover, you should've come over", uno de los cortes del magistral "Grace" (1994) de Jeff Buckley. Por algún motivo, los planetas se alinearon y esa canción fue lo más coherente con mi estado de ánimo que me pude echar a la cara.

Cosas del maravilloso azar.



"El Disco"


Comentarios

djflow ha dicho que…
Sí, confieso que yo también utilizo cada vez más el shuffle. Y que también me produce experiencias muy gratas.

Sobre todo me encanta lo que dice usted: fijarse de repente en canciones que habían pasado desapercibidas o estaban olvidadas en mitad de un disco. Y los contrastes que se producen al escuchar de tirón -un ejemplo reciente- el R.A.M.O.N.E.S. de Motörhead, el Fly Me To The Moon de Sinatra y el Soon de My Bloody Valentine.

Muy bien esta entrada, amigo Vencido: emotiva y musical pero a la vez acorde con los tiempos y sacando a la luz las cositas buenas de la tecnología.
Miguel Á. Bargueño ha dicho que…
Qué dos temazos...
Yo no he probado el shuffle por aquello de mi relación amor/odio con este aparatejo, pero esta entrada me ha animado a usarlo la próxima vez. Ya les contaré.

Entradas populares