"¡Cómo mola ser del Estudiantes!"

Faltaban 2 minutos para que terminara el tercer cuarto. Estudiantes perdía de 10 y el pabellón era una olla a presión. 99 de 100 veces el partido terminaría con la derrota definitiva, la que nos hacía perder la categoría. En ese momento, cuando todo parecía perdido, la afición apretó aún más el acelerador. Los gritos de "¡que no bajamos!" resonaban por todas partes, el ruido era ensordecedor. Y caótico. Más de 10.000 personas creían que el milagro era posible y que merecía la pena seguir dejándose la piel. Entonces, mi amigo Red Priapo me abrazó y me dijo, totalmente cocido, balbuceando:

"¡Cómo mola ser del Estudiantes!"

Cuando Pancho Jasen nos puso por delante, a falta de 4 minutos para el final, con la Demencia aumentada a más de 10.000 personas, ya no cabía otra cosa que la victoria. Y eso ocurrió:80-78.

Mola ser del Estu porque sí. Porque son gigantes y no molinos. Porque "somos un equipo de patio de colegio". Porque la euforia de anoche no se debió sólo a los litros de alcohol consumidos de manera aleatoria.




¡Que no bajamos!



Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Y además, estamos juntos en él. Y mola aún más.

RED PRIAPO

Entradas populares