Resacón

Diálogo en mi cabeza. Justo después de levantarme esta mañana, con mucho esfuerzo y sacrificio.

Mi cuerpo: Me siento fatal.
Mi cerebro: Pues ayer no bebimos tanto.
Mi cuerpo: ¿Y si no vamos a currar?
Mi cerebro: No seas exagerado, que tampoco es para tanto.
Mi cuerpo: Tengo que poner un huevo.
Mi cerebro: Vale, pero antes tómate un vaso de agua y una aspirina.
Mi cuerpo: No va a hacer falta.
Mi cerebro: Definitivamente, los cócteles de champán del Köln son veneno puro.
Mi cuerpo: Saben de la hostia. Otra cosa es la resaca que traen de regalito.
Mi cerebro: ¡Un momento! ¿No nos dio Juanito un brebaje supermisterioso al final?
Mi cuerpo: ¡Claro! Por eso nos encontramos tan mal.
Mi cerebro: ¡Uf!, los cócteles no han tenido nada que ver. Podemos seguir consumiéndolos sin ningún tipo de prevención.



Los cócteles de Juanito
están mucho más ricos.



Comentarios

Entradas populares