YNTJ,QUVESP

Voy a darle una hostia mi generación, así como quien no quiere la cosa. A principios de los 90 salieron unos anuncios en los que se sancionó la categoría de los JASP. Estas siglas querían decir Jóvenes Aunque Sobradamente Preparados. A mí me pilló en plena etapa universitaria, en una época de consumo desordenado de cultura, en un periodo en el que entraba al trapo de todo tipo de provocaciones intelectuales. No se refería a mi generación, la de Nirvana, sino a la anterior, que había tenido que enfrentarse a la mayor cuota de paro de la historia de España y que, además, podía presumir de tener muchos más estudios y cultura que ninguna otra. Nuestros "hermanos mayores", los que tenían 20 años en el 85, fueron ahogados por los que se pusieron la medalla de la transición y, en algunos casos, de la "movida". Así las cosas, podía tener cierto sentido la historieta de los JASP.

Mi generación, la que votó masivamente al PP en el 93, 96 y 2000, se apropió de esa categoría. Nosotros también éramos JASP, nos sentíamos JASP, nos comportábamos como JASP's. Tuvimos suerte porque la coyuntura económica era un poco más favorable hacia mediados de los 90 y porque retrasamos artificialmente nuestra salida al mercado laboral. Y es cierto, estábamos muy preparados, como hemos demostrado al convertirnos, creo yo, en unos buenos profesionales. Esto es así, por lo menos, en el mundo de los medios de comunicación, que es el que conozco más o menos bien.

Ahora que encaramos la cuarentena con cierta dignidad y muy buena salud, las cosas están empezando a cambiar. Vivimos una dulce estabilidad que se va a convertir, a un lustro vista, en una dulce decadencia. Nadie de nosotros se está preocupando de seguir actualizándose, de seguir acumulando conocimientos. Sabemos lo mismo que hace 10 años.

Ahora somos Ya No Tan Jóvenes, Que Una Vez Estuvieron Sobradamente Preparados.

Comentarios