Remoloneando

Tendría que levantar el culo de la silla. Dejar de escribir esta entrada ya mismo. Dirigirme a la sala de magnetos. Visionar un par de cintas. Minutarlas de manera exhaustiva. Hacer el guión de lo que voy a montar mañana por la tarde. Incluso debería hacer un par de llamadas de trabajo.

Al final lo voy a hacer, no tengo más remedio. La diferencia estriba en que si el proceso hubiera empezado hace una hora y media en lugar de dentro de 20 minutos, ahora estaría saliendo del curro. Me he despistado con el vuelo de una mosca porque:

1. Lo que tengo que hacer es muy fácil.
2. Lo que tengo que hacer es muy aburrido.
3. Lo que tengo que hacer lo he hecho ya muchas veces.

Al final, resulta que trabajar en televisión es como ver televisión. Fácil, aburrido y repetitivo.

Comentarios

Entradas populares