Nota a mí mismo

Mira, te escribo a ti, Vencido, para recordarte que sólo trabaja el que no tiene otra habilidad. Te lo digo porque son casi las 12 de la noche, llevas currando prácticamente sin parar desde las 9 de la mañana y todavía te queda una hora, por lo menos.

Tu sabrás lo que haces de ahora en adelante, chato. Luego no me digas que no te avisé.

Comentarios

Entradas populares