Mis 10 momentos más bochornosos

Llevo todo el día pensando en ellos y aún me quedan 4 ó 5 para completar la lista. Me irán saliendo según vaya escribiendo. Sólo hago esta enumeración para reírme de mí mismo.

1. Vómito frente a Juan Manuel Fangio.
Finales de los 70. Hotel Balcón de Europa en Nerja (Málaga). Bajé al club náutico del hotel y eché hasta la primera papilla. Testigo de excepción fue Juan Manuel Fangio, quíntuple Campeón del Mundo de F-1.

2. Reconocer que me gusta El Efecto Mariposa.
En innumerables ocasiones. La última, el viernes en la redacción del "Pianista". Todavía se están riendo.

3. El día que me subí a escenario del Staff (hoy Wurlitzer Ballroom) en la Fiesta de las Radiofórmulas de la SER.
Fue en 2004. Canté junto a otros compañeros de trabajo con una banda de rock detrás, organizada de manera apresurada por El Sueco, guitarrista de Muletrain y, antes, de Aerobitch. Acontecimiento reflejado en esta humilde bitácora.

4. Cuando me pillaron tratando de salir sin pagar del Clamores Jazz.
Verano de 1990. Al proponerme la posibilidad de hacer un "sinpa", es decir de irnos sin pagar, yo respondí, todo displicente: "No hace falta ni que me lo sugieras, eso está en el aire". ¡Qué pena de chaval!

5. Tirarme media hora (o más) buscando el coche porque no me acordaba dónde lo había aparcado.
Me ha pasado unas cuantas veces. La más notable de todas ellas fue en 1991, después de tragarme "Europa" (Lars Von Trier). Me la vi, junto a Mahoumamau, en el extinto cine Alexandra, que estaba en la Calle de San Bernardo.

6. Ir a Berlín y beber garrafón.
Acaeció en 2004. También se puede tener noticia de este acontecimiento aquí mismo.

7. Calzarme dos hostias absolutamente idénticas casi en el mismo sitio y con el mismo coche.
La primera vez me pasó unos días antes del 11-S, la segunda, un día antes de que terminara 2001. Fue en la Autovía de A Coruña, dirección Madrid, con un Hyundai Accent, con el mismo Hyundai Accent, que fue declarado siniestro total. Con la pasta del seguro me pagué un viaje a Argentina.

8. Salir la noche entre medias de mis dos jornadas de Examen de Selectividad.
Estoy bastante orgulloso, pero lo cierto es que mi rendimiento bajó el segundo día y me bajó la media lo suficiente como para tener que hacer Derecho, en lugar de Periodismo.

9. La mañana en que salí de casa con rumbo a la Facultad de Derecho y mi madre me recordó que me dejaba la baraja española.
Gran parte de mi trayectoria universitaria fue en el bar, jugando al Mus y a la Pocha. También consistió en comer todos los días un bocata de tortilla, ingresando de esa manera en la obesidad.

10. El día que se me ocurrió abrir esta humilde bitácora.

Comentarios

Miguel Á. Bargueño ha dicho que…
Yo, que he presenciado (2) y (3), he de decir que no es tan grave la cosa. Además, para esto sirve un blog: las cosas buenas (las suyas, en particular) son tantas que no caben en él.
djflow ha dicho que…
Recuerdo haberle escuchado la (2) y me hubiera encantado vivir la (3), aunque esta última la hemos vivido parecida en otra fiesta de la SER... Y si hubiera usted estudiado periodismo le aseguro que no sería usted mejor periodista, si acaso al contrario. Se lo dice alguien que lo sabe bien...
Anónimo ha dicho que…
Me animo a contar los momentos mas ridiculos de la mia, enfrascado en un teorico anonimato y por solidaridad por quien se atreve a hacerlos publicos, enhorabuena antes que nada. Ahi van:

- Primeras escapadas veraniegas por la ventana de la casa en Galicia: A la vuelta, cocido, me quedo encajado en una ventana, ni entro ni salgo. Escucho unos pasos a mi espalda, un ladrido y un mordisco en el gluteo. No solo me pase castigado el resto de las vacances, sino que lo tuve que cumplir de pie.

- Invitado por un amigo a pasar con su familia la semana santa, segun llegamos a la casa encaro el servicio tras seis horas de viaje. El tordo que planto es de tal tamaño que no dobla para que lo trague el water y no se que hacer. pasa el tiempo, el padre aporrea la puerta. Creo que pensaban que me la estaba machacando.

- Comienzos en la radio, años 80. en una reunion con amigos se felicitan porque la emisora en la que estoy es muy buena y la musica es cojonuda; excepto a las 3 pm que (sic) "un gilipollas se pone al micro a dar voces": era yo.

- Atentado en San Fco. de Sales, años 90, tengo todo el material para el informativo de las 7.00. Vuelvo a casa a las 4.30 tras la rueda de prensa de Ana Tutor, a la sazon delegada del gobierno en Madrid, y haber currado como un animal. Me quedo dormido

- Bromeo con una chica sobre los diferentes significados de la palabra SIDA, uno de ellos es "sacala inmediatamente de atras". EL hermano, homosexual, habia fallecido por ese mal unos meses antes.

- Debut en Radio 16, finales de los 80 o primeros 90, Antonio Lopez, actual hombre del tiempo de Telemadrid, me da el relevo para que ensaye en abierto uans presentaciones y llega a la conclusion de que me parezco a Fernandisco, mas que ridiculo, humillante.

- Entrevista de promocion con Pecos: Les pregunto por la relacion con el compositor
de la mayoria de sus canciones, Pedro Jose. Escucho un definitivo "pedro Jose soy yo" por parte de uno de ellos. Glorioso

Hay mas, pero creo que estas serviran de consuelo a mas de uno.