38 y subiendo

Esta entrada ha de ser leída escuchando este tema.

De los animales nos diferencian muchas cosas. El lenguaje, y la capacidad de transmitir información que lleva aparejada. El sentido del humor. La capacidad de cocinar. Crear obras de arte. El concepto del bien y del mal. Hay más divergencias entre lo animal y lo humano. Yo voy a escribir acerca de una que no está en la apresurada lista que acabo de hacer.

La conciencia de nuestra propia muerte y/o la conciencia del paso del tiempo.

Hoy el espejo me devuelve una imagen que aún se encuentra lejos de la decrepitud. Es un motivo para sentirse orgulloso, sin duda, y es un motivo importante. Las malas noticias es que no estoy tan contento como debería.

No he escrito un libro.

No he plantado un árbol.

No he tenido descendencia.

En esencia, no he hecho demasiado. Tengo el potencial de impactar con mayor fuerza en las vidas de mi entorno, es cierto. Habrá que intentarlo con un poco más de convicción.

Comentarios

mila ha dicho que…
Pero escribes un blog, que son los libros de ahora...
Ánimo, que si no la crisis de los 40 en ti será demoledora.
Y mira Mick qué bien lo lleva.
Fantômas ha dicho que…
¿Te parece un intercambio de links con mi blog de música? Si te interesa agregá mi enlace fantasmavelez.blogspot.com con título "Soy del Montón", y dejame un comentario así agrego el tuyo.
Luis ha dicho que…
Pues impacta, coño, impacta. La segunda cuestión no te cuesta nada, para la primera tienes capacidad de sobra... Y la tercera ahí si que necesitas colaboración :)

Y no hay que ceñirse sólo a eso, hay muchas otras más cosas.

Entradas populares