Perfecto

No sé dónde leí que los árabes dejan las construcciones inconclusas para no parecerse a Alá. Según ellos, la perfección es divina y los mortales no podemos, ni debemos, aspirar a ella. Puede que sea mentira y puede que sólo lo recuerde porque estoy dispuesto a creérmelo. Es una idea con la que me siento cómodo. No me gusta lo perfecto.

El error se parece más a mí. Por un lado, cometiendo errores es como aprendes cosas de ti mismo. Y cuanto mejor te conozcas, más feliz serás. Hay que aceptarse como uno es. Que eres cabezón, pues eres cabezón. No vas a cambiar. Sólo hay que intentar ser mejor persona, para eso siempre hay margen.

Los errores me gustan también porque los hay muy bonitos. Siguen siendo fallos, pero molan. Ir a trabajar sin casi haber dormido porque te has ido de cachondeo toda la noche es un error. Un error cojonudo, eso sí.

En el campo filosófico, sólo puedes ser perfecto abrazando la imperfección. En el matemático, la perfección es una circunstancia sin ningún valor añadido.

Comentarios

Miguel Á. Bargueño ha dicho que…
yo mantengo una lealtad a prueba de bomba a la errata.

la perfección no existe; por tanto, la imperfección posee la belleza de lo natural. una cosa imperfecta es una cosa única: dicha imperfección te identifica.

he aprendido a disfrutar del error. algo marcado con mi error es más mío.

Entradas populares