Combate nulo

No me sorprendieron demasiadas cosas del debate de ayer. Creo que ambos, Zapatero y Rajoy, pincharon donde, a mi juicio, deberían haber sido más contundentes. La economía en el caso del líder conservador y la lucha anti terrorista en el caso del Presidente del Gobierno. Rajoy no fue capaz, como Aznar en su momento, de rentabilizar una coyuntura económica que se complica por momentos. Le hubiera bastado con comentar el pésimo resultado del paro en enero y explicar que inaugura una tendencia de destrucción de empleo clara. Me imagino que el pinchazo de Pizarro frente a Solbes le hizo ser timorato. Y también el hecho innegable de que, precisamente en esta materia, es donde PP y PSOE menos se diferencian. En lugar de ir al grano se perdió en un mar de números que no concretaron nada.

Zapatero aprovechó más o menos bien lo de la inmigración. Rajoy quiso pincharlo y terminó demostrando que la política de la derecha en el gobierno fue errática, y además con regularizaciones masivas. Sin embargo, no fue nada claro con el futuro y se limitó a dar unos principios generales que no resuelven nada. En la lucha anti terrorista se puso estupendo y reprochó a Rajoy su falta de apoyo. Yo creo que debería haber explicado que ETA está en las últimas, por muchas vueltas que le demos al asunto. Si se hubiera limitado a esa idea-fuerza, Rajoy lo hubiera tenido muy mal. Aquí, donde peor lo tenía el PP, Rajoy respiró algo y dejó la sensación de que los gobiernos Aznar habían casi derrotado a ETA.

Entiendo que el lunes que viene será un poco más interesante y que Zapatero entrará el cuerpo a cuerpo, algo que evitó ayer, no sé si por estrategia o por falta de confianza en su programa. Y entiendo también que Rajoy apostará por centrar un poco más su discurso porque es la única manera que tiene de ganar las elecciones.

Lo que no va a producir es un cambio en el formato del debate. En lugar de dos opositores cantando la lección, me gustaría que hubiera preguntas desde el público y/o desde un grupo de directores de periódico, preguntas por sorpresa, un poco en la línea de "Tengo una pregunta para usted". Sería mucho menos aburrido y mucho más clarificador.



Mi voto no será para ninguno de estos dos.




Comentarios

Miguel Á. Bargueño ha dicho que…
estoy totalmente de acuerdo. eso no fue un debate: fue un mitin simultaneo en el que cada uno "recitó" su lección bien aprendida. no hubo diálogo.

por cierto, me quedé con ganas de una cosa. en la sexta emitieron el otro día un programa especial sobre la campaña electoral, divertidísimo, en el que el presentador ("el follonero" de buenafuente) "retó" a los dos líderes, por separado, a ver quién era el primero en pronunciar una palabra concreta en el debate (un nombre: javier bardem). ambos aceptaron. me pareció genial: dos tipos que se la juegan delante de todo el país, en una de las situaciones más serias y comprometidas de su carrera, y se supone que alguno haría ese guiño. seguiría una broma.

hubiera sido fácil, lo tenían en bandeja en plena resaca de los oscars. pero lamentablemente, ninguno pronunció "javier bardem" (al menos yo no lo oí).

demasiado estirados.
Vencido ha dicho que…
Pues creo que Zapatero pronunció "Javier Bardem" cuando reprochó a Rajoy que se había metido con los artistas que le habían apoyado. Pero no estoy muy muy seguro.
Anónimo ha dicho que…
Sí, lo pronunció. Y se ganó el voto del follonero.
Miguel Á. Bargueño ha dicho que…
pues me lo perdí... estaría ya roncando, porque menudo sopor.

Entradas populares