Todo es de coló

Me imagino que la obligación, cuando empieza un nuevo año, es mostrarse optimista. Y más si el anterior fue una mierda, como es mi caso. El optimismo es un oficio desprestigiado, porque transmite inocencia. Por eso, la sociedad sólo considera aceptable al optimista el primer día del año, y porque está borracho y así te puedes reir de él. Transpirar optimismo es ofensivo para los demás. Les obligas a enfrentarse con su mierda de vida y juzgarla esperanzadora. La tragedia es que muy poca gente sabe hacerlo, ya sea de manera consciente o inconsciente.


A mí me sale de manera natural. Soy optimista de carné. Eso sí, a veces escondo mi optimismo con pesimismo. ¿Quiere eso decir que soy como los que tienen personalidad pasivo-agresiva, pero en versión "actitud ante la existencia"? ¿O significa que no quiero que los otros se den cuenta de que, por mucho que se empeñen en lo contrario, "todo es de coló"?





Comentarios