Apresurada crónica de los primeros días de 2008

Trabajo, mucho trabajo. Sobre todo, trabajo en balde. Trabajo sin fin y sin ningún fin. Convicción de que la televisión es un medio caduco, donde el nivel se iguala por abajo, donde el contenido se convierte en basura y donde la basura se convierte en formato televisivo.

En compañía de mujeres. Listas y guapas, algunas jóvenes, otras no tanto. Constatación de que nunca las entenderé. Constatación de que no hay ninguna necesidad de entenderlas. No tiene gracia que estas preguntas se respondan de forma concluyente.

2 pensamientos más. El Kun es el mejor. Las franquicias, a veces, funcionan.

Comentarios