Nº 1

Siempre he navegado entre dos aguas. Me gusta, casi al 50%, la música comercial y la minoritaria, la popular y la culta, la de baile y la intimista, la visceral y la intelectualizada. Estas dicotomías pueden ser más o menos válidas, ésa no es la cuestión. Ocurre que son vagas y no vinculantes. Sólo acepto como verdadera la distinción que se da entre música buena y música mala. Hay muchos criterios objetivos para diferenciar ambos conceptos. Más de los que nos atrevemos a pensar.

No todas las canciones que llegan al Nº 1 son buenas. Creo que en éso estamos todos de acuerdo. Calidad y eficacia económica no tienen por qué ir de la mano. Aceptado este axioma, hay que prepararse para enfrentarse con otro, igualmente real. Todas las canciones que llegan al Nº 1 tienen "algo". Algunas son pegadizas, otras llegan en un momento adecuado, muchas son apoyadas por una campaña en los medios, etc,... "Algo" siempre hay, aunque sea irritante.
Así que, un respeto a los superventas. Casi nunca el mérito es del propio artista pero esos temas tienen "algo". Los de los grupos llamados de culto sólo tienen "algo" para un reducido número de personas. A menudo, esas personas son snobs que proyectan sus frustraciones en algo conscientemente oscuro para tratar de destacar.

Este post no es una defensa de la música comercial. Prefiero a Rilo Kiley antes que a ponaquíelnombrequequieras. Sólo he tratado de poner las cosas en su sitio.

Rilo Kiley

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
todas las canciones del mundo tienen "algo"

el respeto a los superventas es para sus campañas comercilaes, que consiguen que a nivel mundial se oiga su "algo" con pasta de por medio claro.

El "algo" de otras no se oye por que no hay inversión comercial

Cuestión de capital que tantotas otras veces leo en este blog
djflow ha dicho que…
Amigo, entendiendo su razonamiento, no puedo estar menos de acuerdo con usted en dos cositas:

1) Eso del "algo" que según su criterio tienen TODAS -lo dice usted- las canciones que llegan al número uno. Lo de pegadizas, vale. Pero variables como "momento adecuado" o "apoyadas por una campaña" ¿qué tienen que ver con la calidad, el atractivo o cualquier otra bondad de las canciones? Entiendo y hasta comparto su visión del snobismo en la "música de culto", pero bien es cierto que muchas canciones supuestamente de culto podrían ser "número uno" -y lo merecerían mucho más que muchas de las que llegan, sin ninguna duda- con una inversión adecuada. Es decir, si llegaran al mismo número de oyentes a los que llegan esos otros números uno -para mí- soporíferos. Ahí estoy de acuerdo con el anónimo que me precede. De hecho, muchos grupos "de culto" en cuanto tienen un empujón financiero llegan a las listas de ventas. No en España, donde la cultura musical brilla por su ausencia y las discográficas son timoratas por naturaleza.

2) ¿De verdad le gustan Rilo Kiley? A mí su último disco me aburre soberanamente. Ya hubo unos Fleetwood Mac ¿no? Me gusta bastante más el anterior álbum de Jennifer Lewis, la verdad

¡Salud y r'n'r!
Vencido ha dicho que…
Estimado djflow,

aténgase a la extrema literalidad de mis palabras y sus preguntas serán contestadas. Y sí, me gusta lo último de Rilo Kiley. De hecho, me gusta más que el álbum de Jenny Lewis & The Thompson Twins.

Cuando me refiero a "respeto", quiero decir que hay un trabajo encaminado un fin que es, ulteriormente, conseguido.

Ya sabía que no me iba a hacer entender. En cualquier caso, gracias por las aportaciones
Mara ha dicho que…
Vistos sus amplios gustos, le recomiendo, señor Vencido, que visite la página http://musicovery.com/ si no la conocía ya. Se pueden elegir hits, canciones que no son hits, descubrimientos, época, el tempo y la "bailabilidad" según lo que te apetezca. Aunque le faltan cositas para hacerla más manejable y un mejor sonido, tiene muchas opciones interesantes. Y canciones por descubrir.

Respecto a que todo lo que llega a nº1 tiene algo, no estoy del todo de acuerdo. Está claro que mucho tiene que ver la promoción que se le haga. Creo que mucha de la música más comercial que se escucha es seguida casi por inercia, por asimilación. Conozco más de uno que, por ejemplo, no le gusta la música electrónica... hasta que sale un anuncio o un programa que la pone tantas veces que le empieza a coger gusto. Y sino, ¿de qué iba a haber triunfado la canción del "mensaje a 7755 silbido"?