Jugador de equipo

Hoy he tomado una determinación.

Estoy cansado de hacer mierdas en mi ámbito profesional. Me he estado engañando a mí mismo diciéndome que la razón de esas basuras es que soy un jugador de equipo. Lo cierto y verdad es que soy un cobarde, porque no tengo ningún espíritu colectivo, más bien al contrario. Me escudo en que las decisiones las toman mis superiores y no asumo ningún tipo de responsabilidad sobre el resultado final. Hubo un claro ejemplo de eso hace sólo unos días, pero no vale la pena detenerme en más detalles.

Hoy, mirando al meditarráneo desde el Castillo de Ibiza, he tomado una determinación. Voy a dejar de actuar como si fuera un jugador de equipo. A lo mejor de esa manera dejo de ser un soldado raso. Y eso sólo tiene sentido si tu capitán es un tío como Bargueño.

Por cierto, en el hall del hotel está sonando "Are you lonesome tonight" en la grave voz de Elvis. De alguna manera, el mundo ha recuperado la armonía. Sólo unos minutos, sin embargo.

Comentarios