"I felt so symbolic yesterday"*


Ayer me topé con dos pistas de mi pasado. Una fue recuperar el disco de debut de los Counting Crows. La verdad es que a esa banda siempre la tuve bajo sospecha. Era la época del grunge, del brit pop o del indie nacional. Propuestas clasicotas como la del grupo de Adam Duritz no me resultaban muy atractivas. El hecho de que ya sólo suenen en emisoras de "oldies but goldies" tampoco ayuda demasiado. Aún así, escuchar "Omaha" o "Mr. Jones" en la mañana del sábado es una experiencia agradable. No puedo ocultar el hecho de que su debut, "August and everything after" me mola.


Otro recuerdo salió a mi encuentro el sábado por la mañana. Me ví, casi en extásis, "The breakfast club". Esta película es un ejemplo perfecto de lo que más me gusta. La podría resumir con un juego tonto de palabras. Me siento muy afín a las propuestas que pretenden sin pretensiones. De "The breakfast club" hay muchas cosas que rescato. Muchísimas. La que más me motiva en el día de hoy es un diálogo entre Molly Ringwald y Judd Nelson. Casi al fianl de la película ella le dice a él:


"¿Te pareció una gilipollez lo que hice con el lápiz de labios?".


Él duda un segundo y empieza a afirmar con la cabeza. Pero de su boca sólo sale un monosílabo:


"No".




*Quizá no sea estrictamente necedsario señalar que este título es una cita de la letra de "Mr. Jones".

Comentarios

Hans ha dicho que…
No, no era necesario señalarlo :-D. En todo caso, jatetú, creo que era un buen disco: tenían buen gusto, sabían tocar, sonaban (teclados, guitarras) clásicos... los noventa, a mi juicio, proporcionaron material infinitamente más basuriento que el primero de Los Counting Crows.

Entradas populares